sábado, 26 de abril de 2014

ELEONORA PÉREZ. Dibujante y Pintora


ELEONORA PÉREZ
Dibujante y Pintora

Nacida en Rosario, Argentina; profesora egresada de la Escuela Provincial de Artes Visuales de Rosario.
Licenciatura en Artes Plásticas en la Universidad de Humanidades y Artes de nuestra ciudad.








Realizó clases en el taller del dibujante Julián Uzandisaga y luego con el maestro Juan Grela durante tres años.
Vivió en la provincia de Brescia Italia, trabajó como dibujante en una empresa textil; indiscutiblemente ha dejado una huella la opulencia del arte renacentista de los maestros italianos en su obra.

Docente en las áreas de dibujo y pintura, en la Escuela de Artes Visuales, y su taller particular.
Dictó cursos de Dibujo de Figura Humana durante tres años consecutivos, en la Casa del Artista Plástico de Rosario.









Premios y Muestras en Italia
1er. Premio en el Borgo degli Artisti de Milano y un 2do en un salón de la Municipalidad de Bologna en el año 1997. Premios en dibujo. 

Muestras individuales en la Galería Ponte Rosso de Milano, vía Montenapoleone, en las sedes municipales de las ciudades de Verona, Bologna y Brescia






Premios y Muestras en Argentina
Salón de Villa Constitución; Salón Museo Rosa Galisteo de S. Fe; Biblioteca Argentina, Icaro, Subsede de Gobierno, Concejo Deliberante, Casa del Artista Plástico.

Acerca de la obra de Eleonora Pérez, el Profesor Magíster Rodolfo Raúl Hachén, ha realizado un escrito en una publicación: “Contra la fuerza del hábito”











Temática
Centrada en la figura humana en todas sus formas de expresión; su producción evidencia las experiencias aprendidas con sus maestros en su ciudad natal como las adquiridas en Italia. 

Logra una resultante en su obra muy particular.
Manifiesta excelente dominio de las técnicas de la bidimensión, obtenida con dos elementos tan humildes como básicos: el lápiz y el papel; agregando otros procedimientos en función de una necesidad.










Eleonora construye su obra con la naturalidad, el placer y fantasía que siente un niño cuando juega. 

Obtiene imágenes ligadas a la vida cotidiana; con diferentes grados de significación que abordan problemáticas contemporáneas del ser humano y su existencia.













Se vale de espacios, objetos, personas cotidianos; los separa de las certezas; volviéndolos esencialmente herramientas de la perturbación, de esa perturbación que justifica la lágrima de los dioses.









Porque hay algo en su trazo que juega con la creación (no sólo con la de su obra sino la del Universo)
Minuciosa, puntual, dueña de una sintaxis que sólo la mirada cómplice puede reconstruir. Una mirada que obliga a la distancia; a la distancia que convierte puntos y líneas en imagen corpórea sutil…”

   “Creo haber logrado producir un arte tradicional”. Eleo Pérez
Artículo y Fotografías: Prof./Lic. Arnoldo Gualino

 








VER VIDEO: Un Clic

jueves, 10 de abril de 2014

LA MUTUALIDAD. Antonio Berni.



ROSARIO – ANTONIO BERNI

La Mutualidad de Estudiantes y Artistas Plásticos

La crisis económica Mundial de 1929, sumada a la crisis interna del país del año 1930, con la caída del gobierno de Irigoyen por el golpe militar de general Uriburu; genera en la Argentina, un período de opresión, de pérdida de las libertades, oscuro, conocido como: “La Década Infame”.












José Félix Uriburu (1868 -1932). Presidente de facto

Dominado por la confrontación ideológica, provocaron en los artistas un desplazamiento de la discusión del “Proyecto estético” a la discusión del “Proyecto político”; de la discusión entre Cosmopolitismo y Nacionalismo a la discusión de las relaciones ideológicas entre Arte y Sociedad.

Por entonces un grupo de jóvenes unidos por los mismos deseos: el de pintar; alquilaban un espacio en el llamado Caserón de Comas, ubicado en Santa fe 556, algunos pocos habían recibido algún conocimiento.





"Manifestación", Obra emblemática de A. Berni

El grupo originariamente constituido por: Manuel Ferrer Dodero, Domingo Garrone, Mario Bertolano, Allende, Medardo Pantoja, Pedro Gianzone, Leonidas Gambartes y Juan Berlengieri.

El taller contaba con modelo vivo, los trabajos se realizaban sobre cartón o bastidores fabricados artesanalmente los materiales empleados: tiza, carbón, óleo y temple al huevo con pigmentos de óxido férrico.
Se gestaba una idea de independencia respecto a las Academias y Conservatorios, en contra de los viejos procedimientos de copia de láminas o modelos vaciados de yeso.
Entre los que podemos citar a: Salvador Zaino, Enrique Schwender, Pedro Blanqué, Fernando Gaspary y Rafael Barone.




La Mutualidad: Surge en la ciudad de Rosario, como el primer intento de crear una vanguardia organizada, cuyos miembros no sólo se identifican en preocupaciones estéticas, sino a una fundamentación histórica y social de las prácticas artísticas y vinculadas a la política.

Nace como escuela taller en Maipú 724; el “Museo Municipal de Bellas Artes” situado en calle Santa Fe 845 les dispensa una sala para sus actividades.



El 6 de Marzo de 1934, queda oficialmente constituida la Mutualidad, nombrando director y profesor de la misma a Antonio Berni, quien había regresado tiempo antes de Europa, por razones económicas de la crisis mundial del 1929, la beca a la que se le había otorgado se interrumpe.
Tiempo después pasan a la planta alta de la esquina de Mitre 916, la institución había llegado a contar con 300 alumnos.

Las premisas de la Institución: Se estaba en contra y se rechazaba la individualidad, todo se compartía

Por entonces surgieron novedades vanguardistas, como las prácticas del “Collage”, elemento tomado del Cubismo; dejado de lado sus preceptos por ser un movimiento formalista.
El “Fotomontaje”, procedimiento utilizado en el Dadá, el cual Berni lo destacaba en las clases de Historia desde cuestiones ideológicas y políticas, como medio de expresión de las ideas revolucionarias.




Aguafuerte de Juan Berlengieri

La Mutualidad permitía al grupo de jóvenes, expresar su disconformismo  y rebeldías con otro modo de expresión artística, enlazaba la vanguardia artística con la política revolucionaria, era una doble militancia de sus miembros, en el espacio del arte y en el seno de la izquierda política.
Redactan un reglamento breve, con un principio: de “Taller Libre de Artes Plásticas”.




A. Berni: "Chacareros"

Se incorporaron: Cayetano Aquilino, Juan Berlengieri, Mario Bertolano, Carlos Biscione, Andrés Calabrese, Aldo Cartegni, Paule Cazenave, Héctor Di Bitetti, Leonidas Gambartes, Francisco García, Domingo Garrone, Juan Grela, Pedro Gianzone, Celia Maldonado, Carlos Mántica, Raúl Palacios, Medardo Pantoja, Gullermo Paino, Godofredo Paino, Anselmo Pícoli, Arturo Roger Plá, Ricardo Sívori, Juan Tortá
No quisieron participar aunque algunas veces asistían, Santiago Minturn Zerva y Gustavo Cochet, por tener ideas anarquistas.
Sobre una convocatoria, el grupo comenzó a ser numeroso e importante.




Arturo Roger Plá

Arturo Roger Plá: dictaba Literatura; Antonio Berni: Historia del Arte y enseñanza artística; Godofredo Paino: Escultura lo reemplaza Raúl Palacio; Guillermo Paino: Grabado en linóleo; Juan Berlengieri: Grabado en metal; Pedro Gianzone: Anatomía artística y fotografía; Francisco García Perspectiva y Ciencias Políticas; el Dr. Torrente: Política; Alfredo Guido que había estudiado Abogacía: dictaba Historia Argentina; Artesano: Historia Argentina; Ricardo Sívori: sobre el Materialismo dialéctico;




Alfredo Guido, pintor y grabador.

 el poeta Arturo Frutero: Filosofía; el Dr. Pizarro Crespo: Psicología; en Biología, el Dr. Pons Dr., y Combe que era bioquímico; Alberto Mantica: Esperanto; el arquitecto Wladimir Mikielevich: Historia de Rosario; Sigrido Maza: Filosofía
Berni, alentaba de las Vanguardias la ideología sobre la estética.
Del Renacimiento destacaba la técnica y el movimiento humanístico.
No acordaban con el Cubismo, como movimiento por fundamentarse en la Composición y la Estética, pero se valieron del “Collage”
Joaquín Torres García y Emilio Pettoruti, eran artistas a los que se los respetaba; pero no compartían porque no consideraban en su obra la problemática social y política.




"Arroyo Ludueña", acuarela de Leonidas Gambartes.

Se valieron del Caravaggio, en los tratamientos sobre el claroscuro escultórico de luces muy claras y sombras muy oscuras contrastando y rompiendo el fondo; para acentuar una temática de ideas de tipo social y contenido político.  
Respecto al Dadaísmo rescataban su compromiso social y político.
Consideraba a obras del Surrealismo que connotaban tendencia marxista.
De Picasso valoraban la época de Ingres; el uso del volumen, descartando las otras etapas, considerándolas decadentes por lo dramática y sentimental.

La resultante final de las obras: una pintura algo escultórica, de formas contundentes y agresivas, ya empleada por los muralista mejicanos: Diego Rivera, Alfaro Sequeiros y por el pintor argentino Lino Eneas Spilimbergo.

            

El Mural en la Mutualidad
Se alentaba a los alumnos la realización del mural, basado en  el realismo, de visible y fácil lectura y rápida comprensión; con una la profunda convicción revolucionaria de cambio: “La transformación social”.
Una temática consustanciada sobre las problemáticas de la realidad social: el trabajo, la explotación, el obrero, el pueblo.

Las obras se realizaban sobre cartones de 1 metro X 70 cm., con una base de goma-laca con alcohol de quemar, se dibujaba con carbonilla o lápiz Faber, preparaban pintura al temple, basado en la fórmula que Alfaro Siqueiros reveló en su estada en Rosario: 1 parte de yema de huevo otra de agua y mastic y pigmentos con ferrete).



Se alentaba el uso de la cámara fotográfica “Kodak”, como registro de las imágenes, borrachos, limosnas en la puerta de las iglesias, niños de la calle dormidos, todas las propuestas provenían del  “Muralismo Mejicano”, difundido por Alfaro Siqueiros en un viaje a la Argentina, pero con algunas adaptaciones realizadas por Berni: “Murales transportables”, obras de grandes dimensiones sin ser esclavas de un muro.
Artísticamente se miraba la Nueva Objetividad, del realismo alemán: Otto Dix y Metzinger, Gras; Picasso del período 1922.






David Alfaro Siqueiros. En Rosario ofreció dos encendidas conferencias: En la Biblioteca Argentina y en la Mutualidad. Año 1933. Posteriormente en Buenos Aires realizó junto a un grupo de pintores,"Ejercicio Plástico", obra en el sótano del empresario Mario Botana.

Antonio Berni y algunos de sus compañeros, ayudaban al proselitismo, pintando carteles políticos había realizado un retrato de Stalin de 3 metros de altura para un comité de la calle Alvear al 1000.

La Mutualidad desplegó una inédita experiencia pedagógica, que incluyó tanto disciplinas artísticas, como la participación de intelectuales que procedían de la literatura, el psicoanálisis, la filosofía o la medicina.
Si bien todos no habían adquirido las mismas preocupaciones estéticas, en el orden ideológico tenían maduración y una posición definida y coincidente En ese momento surgió “El Nuevo Realismo”

Principios aplicados en la Mutualidad
Cuotas de estudio accesibles como único objeto de sostener la escuela-taller; Se inicia la transformación o revolución artística, contra el academicismo desterrando el modelo de yeso y la copia de láminas.
Es impuesto el estudio del desnudo. El alumno debe adquirir una experiencia técnica y científica completa de la plástica y capacidad profesional.

Desprejuicio por los procedimientos, se acepta la pintura sintética y el soplete, la enseñanza de pintura mural al fresco y sobre cemento, propone un arte social, discusiones sobre política cultural, el arte latinoamericano, organización social, función de la obra de arte, la creación, como ganarse la vida y destino de la producción, vivir de las cosas de nuestra ciudad, pintar las cosas que nos rodean, identificación con el medio, también abordajes temáticos de Literatura, Filosofía, el Psicoanálisis, todos los materiales eran válidos, basta emplearlos bien.
Al Salón Nacional de 1935, enviaron casi todos los integrantes de la Mutualidad, días después el 25-05-35, José León Pagano redacta  en el diario “La Nación”, un análisis crítico a los envíos del Salón Nacional, definiéndose en desacuerdo al arte social
Desde la Mutualidad se promovió a la creación de una escuela de Artes; logrado en la “Escuela Provincial de Artes Visuales”; que comenzó a funcionar en 1944.




Dr. Lelio Zeno, profesor de la Facultad quirúrgica de Rosario y miembro activo de la Academia de Cirugía Argentina. 
Junto a su hermano el Dr. Artemio Zeno llevaron a cabo un mecenazgo a los artistas rosarinos. 
En 1931, identificado con la Perestroica, viajó a Rusia, y se reunió con sus colegas. 
Aún hoy goza de reconocimiento en los círculos hospitalarios rusos.

Es de considerar los doctores en medicina, Lelio y Artemio Zeno con preocupaciones culturales que supieron cultivar la amistad con los artistas rosarinos que concurrían a la Mutualidad, ejerciendo hasta un cierto mecenazgo.
Años políticos difíciles, amenazas a miembros de la institución, se adeudan alquileres, Berni se va a vivir a Bs. As y el espacio se cierra en 1937.
Artículo: Arnoldo Gualino
Bibliografía: www.arnoldogualino.com.ar

jueves, 3 de abril de 2014

ALDO CICCIONE-CHACAL Pintor y Dibujante



ALDO CICCIONE-CHACAL
Pintor y Dibujante

Asumo el cuerpo como una de las realidades rotundas en mi existencia.
Materia que creció conmigo y coexistiendo con el tiempo construimos uno de dos.

El tiempo y el trato dan las órdenes, el cuerpo acata.












Cuerpo
Ví en él las acciones más humanas e impías. Vi de él devoluciones. Vi la belleza.
Sentí lo sublime. Amé. Padecí y reí. Busqué más hondo, saber más profundo; me lo permití.

He deseado el cuerpo y me aferré a sus fronteras.
Recorrí, observé, repetí y aprendí en todas sus formas. 
Observé nuevamente.










Dibujé
Proporciones, gestos, posturas, acciones y actitudes. Laxitud y tensión se subordinan al discurso, entonces.

Siento la forma y la expreso, la proyecto y construyo. 
Es forma de vida.
Es herramienta de trabajo. Es técnica y compromiso.






Hay un que y un como. Disciplinas creadoras de aparatos de saber y de campos múltiples de conocimiento que portan un discurso; este es el de la regla natural, el de la norma, que activa la creatividad, es decir se presenta fértil ante el sujeto-artista.






























Cuerpo y espíritu se funden unificándose, y convocan pensamientos y emociones.

Primero y segundo plano adecuándose al discurso, alternando, detectando la técnica adecuada para construir el dibujo, trabajar la forma, para definir la obra.













Para que el cuerpo viva
El cuerpo actúa y lo traduzco al papel, único lugar en donde aprendo a dibujar cuerpos que son personas.
El cuerpo late, respira, pulsa, es feliz, se angustia, ríe, sufre, vive, está ahí.
El cuerpo como objetivo.
El cuerpo como excusa.
El cuerpo como verdad.
Pareciera que hoy, ser trasgresor en arte, es hablar de amor.  

                                          Aldo Ciccione-Chacal

Artículo. Fotografía y Video: Arnoldo Gualino

VER VIDEO: Un Clic 

miércoles, 2 de abril de 2014

LOCOMOTORA LA EMPERATRIZ Histórica del Ferrocarril Argentino


LOCOMOTORA LA EMPERATRIZ
Histórica del Ferrocarril Argentino 

El día domingo 30 de marzo 2014 en horas de la mañana, arribó a la Estación Rosario Norte de la ciudad de Rosario, una vieja locomotora a vapor, identificada con el N° 191 que cumple 100 años de su construcción arrastrando un vagón de pasajeros también centenario.

Viajó desde los talleres ferroviarios de la ciudad de Pérez, deteniéndose, tal como lo hacía el viejo servicio, en el Cabín 9, en la estación de barrio Vila, en Ludueña y el apeadero del cruce Alberdi.





Designada con el nombre de "La Emperatriz", por haber transportado a un número importante de ciudadanos ilustres, como Figueroa Alcorta, Saenz Peña, Victorino de la Plaza, Irigoyen, Alvear, el príncipe de Gales, el príncipe italiano Humberto de Savoia, duque de Windsor, Roosevelt, Perón y tantos otros.





Esta histórica y famosa máquina a vapor, había sido diseñada en los desaparecidos Talleres de Rosario del ex Ferrocarril Central Argentino, en las instalaciones del Portón Nº 1, de avenida Alberdi y Humberto 1º.
Allí los ingenieros del taller pensaron estas locomotoras y otros modelos, que posteriormente se las encargaban para su construcción en Escocia a fabricantes de la firma “North British Locomotive Company Limited”, para entregar al “Ferrocarril Central Argentino” en el año 1914.







Talleres ferroviarios en la ciudad de Pérez.

"La Emperatriz" integraba un lote de 10 unidades similares y respondía a los más altos estándares técnicos y estéticos de su época.
Estaban numeradas del 191 al 200 y representaban un adelanto en materia de tratamiento del vapor, con modificaciones en calderas y diámetro de ruedas, entre otros.
Desde su llegada al país tuvo en los talleres de Pérez, inaugurados en 1916, su lugar de reparaciones y mantenimiento.
En el período del esplendor eran los talleres ferroviarios más grandes de Suramérica, que albergaba a más de tres mil obreros.


Características técnicas de este modelo
Locomotora a vapor PS10; Passenger Superheater = Pasajero Supercalentador. Significa que es una locomotora a vapor recalentado; una vez que el vapor es saturado se lo pasa por los tubos recalentadores, volviendo a calentar el vapor, llegando a los cilindros seco y con mayor presión.
El rodado modelo Pacific 4-6-2 y de diámetros de ruedas de un metro y
ochenta centímetros.
Ancho de vía: 1676 mm / Velocidad máxima/140 km/h Potencia: 900 CV
Un peso de 120 toneladas.




Estación Retiro en Buenos Aires.

Record de velocidad:
La Emperatriz, N° 191, estuvo permanentemente afectada al servicio del ramal Buenos Aires-Rosario, efectuando recorridos en trenes expresos y comerciales.

La estación Retiro había sido inaugurada el 2 de agosto de 1915.







Estación Rosario Norte


La estación de Rosario Norte se habilitó al público en  1885; siendo la primera en unir Rosario y Buenos Aires.
Desde Rosario Norte la línea continuaba al noroeste, cruzando varias provincias argentinas hasta alcanzar la ciudad de San Miguel de Tucumán. 









Francisco Savio, maquinista ferroviario. 

El 13 de febrero del año 1926, en el trayecto Buenos Aires-Rosario (unos 303 km), conducida por el famoso maquinista Francisco Savio (1892-1963), los cubrió en 3 horas y 21 minutos a un promedio de 90,4 km/h, algo increíble para la época, y estableció el récord sudamericano de velocidad para trenes.

Savio de alto porte, se caracterizaba por el impecable chaleco y gorro blanco que utilizaba para su trabajo.
En distintos lugares del país con su nombre se han denominado calles en distintas ciudades.








Francisco Savio se jubiló en 1932, luego de prestar 36 años de servicios, de los cuales 18 años condujo a la locomotora “Emperatriz”.


Toda la prensa de Buenos Aires y la del interior del país dedicaron un espacio en sus redacciones a esta noticia y sumaron a ella referencias de su trayectoria, recuerdos y anécdotas.
Lo mismo ocurrió en Inglaterra y otras partes del mundo, donde también se ocuparon del asunto.









Locomotora Caprotti modelo PS11.

A principios de los años 1930, el ferrocarril adquiere modelos de locomotoras a vapor más grandes y poderosas que era la Clase PS11; apodadas las “Caprotti”, debido a su motor que tenía el mecanismo de distribución caprotti en vez de utilizar el mecanismo de distribución Walchaerts.

A inicios de 1930, la locomotora en un cruce próximo a Rosario en las proximidades a la estación Maizales, situada en el kilómetro 304 del territorio santafesino, impactó a un camión cisterna y salió de vías destruyéndose.
La gerencia del Ferrocarril Mitre, decidió dejarla fuera del servicio.
Entre finales de 1950 y comienzos del ´60 fue recuperada por una verdadera proeza mecánica en los Talleres Pérez;  estando en funciones para tareas en la zona hasta el año 1968, convirtiéndose posteriormente en locomotora de museo.

La unidad, estuvo olvidada muchos años como chatarra siendo restaurada y reconstruida por el Ingeniero José Ciancia junto a Ignacio Vaccaro y un grupo de voluntarios. Emplearon piezas de otra locomotora similar, la Nº 196. 
Fueron utilizadas más de 7 mil horas hombre de trabajo por los integrantes de la agrupación Ferroviario Club Central Argentino de la localidad de Pérez, manteniéndola en estado de marcha.




Modelo en Miniatura:
En los talleres Rosario de la empresa, en el año 1915, se construyó una pequeña réplica en escala contenida dentro de una caja de cristal, exhibida en el, “hall” de la estación Retiro, al colocar una moneda de diez centavos, encendía sus luces y generaba movimiento en sus ruedas.
Los aportes recolectados se destinaban al Patronato de la Infancia.
Actualmente restaurada se encuentra en el hall de la Facultad de Ingeniería en la avenida Las Heras 2.214 del barrio porteño de la Recoleta, en Buenos Aires.
Otro modelo estaba en la Estación de Rosario Norte.
 Artículo: Prof./Lic. Arnoldo Gualino