viernes, 8 de diciembre de 2017

FRANCISCO GARCÍA CARRERA


FRANCISCO GARCÍA CARRERA
Pintor

Nacido en Rosario, Argentina en 1914.

A pesar de ser considerado autodidacta, en 1934, se graduó en la Academia "Gaspary".
Pintor y dibujante, profesor de dibujo y autodidacta en pintura.









Desde 1935 comenzó a participar en muestras colectivas e individuales en Santa Fe, Paraná, Buenos Aires, Rosario y Chile.

En 1950 formó parte del trascendental: “Grupo Litoral”, junto a los artistas: Leónidas Gambartes, Juan Grela,








Domingo Garrone, Oscar Herrero Miranda, Alberto Pedrotti, Santiago Minturn Zerva, Hugo Ottman, Manuel Gutiérrez Almada, Ricardo Warecki; posteriormente se integrarían: Pedro Giacaglia, Froilán Ludueña y Arturo Ventresca.










El artista obtuvo treinta y tres premios en salones provinciales y nacionales; el último recibido fue el Primer Gran Premio Adquisición de Honor Gobernación de Santa Fe, en el Salón Nacional de Rosario, en 1971.

Sus obras integran colecciones privadas en Argentina y el exterior.

Falleció en Rosario en 1976.

















Obra
Pintura vital de temática social expresionista, al hombre y su medio, representado en una visión dramática por el uso casi gestual de los empastes de colores intensos, una visión desolada e infinito del paisaje litoraleño y en las imágenes de los barrios pobres de su ciudad natal, Rosario. 



GALERÍA DE OBRAS







Artículo: Prof. Arnoldo Gualino

miércoles, 6 de diciembre de 2017

RAÚL DOMÍNGUEZ


RAÚL DOMÍNGUEZ
Pintor

Nació el 5 el de diciembre de 1918 en Rosario, Pcia de Santa Fe, Argentina.

Alentado por Emma Esther Ferrari de Borrachia, maestra suya en la Escuela Domingo Faustino Sarmiento, inició los estudios de Dibujo y Pintura en el Taller del Maestro Eugenio Fornells.

Desde 1933 comienza a participar en salones y muestras de Pintura.
Investigador y estudioso de su región comenzó a convivir con los isleños. 
Durante casi 70 años recorrió las islas buscando imágenes que pudiera plasmar en sus obras.






Raúl Domínguez, junto a su Maestro el pintor Eugenio Fornells.

Es un pintor figurativo, de paisaje que refleja la vida y costumbres de nuestro litoral, desde una visión realista, clara y verídica.
Tuvo la intención de rescatar del olvido, toda la región litoraleña, la flora y su fauna, su historia, los primitivos habitantes sus costumbres, sus personajes.






Su interés por la naturaleza lo lleva a construir una casa de descanso en la Isla Charigué, frente a la ciudad de Rosario,
Fue un estudioso de su región, convive con el isleño, recorre en canoa el interior de las islas. Toma apuntes, saca fotografías de la vegetación y animales.







Fragmento de Mural del Hall Estación Fluvial de Rosario

Su obra no sólo se basó en la pintura sobre lienzos; en el interior del hall de la “Estación Fluvial de Rosario”, llevó a cabo pinturas de gran tamaño, cuyo objetivo consistió en plasmar la mítica temática nativa del litoral.







Con toda magnificencia aparece la flora y fauna, los personajes de la realidad y leyenda.
Un verdadero documento visual pintado con variedad de peces, serpientes, plantas, pescadores, viviendas, canoas en un estado virgen y primitivo.








En 1969 fundó el Museo de Arte local: “El Paraná y las Islas” junto a una escuela en la Estación Fluvial de Rosario.
Además de su dedicación a la Pintura también se dedicó a escribir artículos en diversos diarios y revistas, participó en congresos, seminarios y encuentros como disertante o expositor. También editó el libro "El Paraná y las Islas" y el “Vocabulario Insular ilustrado”.
Raúl Domínguez fue conocido como el "Pintor de las Islas".






Domínguez recorrió todo su país; de cada sitio quedaban registros de su pincel; culminaban con muestras en las amplias salas de la antigua galería de Arte “Renom”, clásico espacio ubicado en calle Córdoba 916 de la ciudad de Rosario; el lugar donde exponían por entonces los artistas figurativos, como Gustavo Cochet, Orihuel, Berni, Montelar, Gaston Harry, Albea, Gatti y tantos otros.

Allí recuerdo una exposición que había realizado Domínguez, donde toda la temática remitía los paisajes helados de los territorios antárticos.









En una de las islas del Paraná la Isla Charigué; el artista construyó su casa de fin de semana y taller, actualmente también convertida en Museo.
Constituyendo uno de los sitios de interés por donde navega con el recorrido del barco "Ciudad de Rosario", con público.












Nombrado "Ciudadano Ilustre", por el Concejo Municipal de Rosario, además de incontables distinciones y premios que obtiene debido a su trayectoria, “Orden del Tornillo”, "Monumento de cristal", “San José de Plata", en España es distinguido con la “Orden de Mérito" de la Cofradía del vino de la Rioja





Ejerció como profesor de Dibujo en el Colegio Cristo Rey de Rosario, y en su taller particular.
Escribió artículos en diversos diarios y revistas, participó en congresos, seminarios y encuentros como disertante o expositor.
Editó el libro: “El Paraná y las Islas” y el Vocabulario Insular ilustrado.






Sus obras también traspasaron las fronteras del país siendo también presentadas en Ecuador, México, Italia, Alemania, Francia y España (país que le otorga la ciudadanía); donde, entre 1962 y 1995 realizó una exposición permanentemente.






Museos que poseen su obra: Quinquela Martín (Bs.As.), Carnachini (Bs.As.), Dr. Vidal (Ctes), de Arte Moderno (Ecuador), Pontevedra (España), Casa natal de Goya (España), del Espartero (España), Vaticano (Italia),
Falleció en Rosario el 29 de julio de 1999.






Estación Fluvial de Rosario.

El Museo El Paraná y sus Islas
Fundado por Don Raúl Domínguez en 1969; ubicado en el 1º piso de la fachada sur del referido edificio. 








Las salas del museo , exhiben una importante colección de pinturas del artista, alusivas a la temática litoraleña, así como una rica variedad de objetos y documentos, utensilios cotidianos, canoas, alfarería.
Un rescate de las culturas aborígenes del pasado que habitaron esta zona geográfica.









J. Mario Domínguez Teixeira, hijo de Don Raúl y fundador de “Casa del Aborigen” es el principal propulsor -junto a su hermana Graciela- de este verdadero esfuerzo que se integra en el marco de la cultura rosarina.







Domínguez Teixeira ha incorporado óleos de su propia obra como artista los que pueden ser apreciados en una de las salas de dicho museo.

Horarios de visitas: de jueves a domingos y feriados de 15 a 19 horas.
Escuelas y delegaciones podrán solicitar turnos para visitas didácticas a los números 0341-4855665 o al 0341 4398679.

Artículo: Prof. Arnoldo Gualino

miércoles, 15 de noviembre de 2017

HUGO OTTMANN


HUGO OTTMANN
Pintor

Argentino, nació en 1920, se formó en la agrupación “Refugio”, y se graduó como profesor de Dibujo; y en el profesorado de la “Escuela Normal Nº 2” de Rosario.
Foto: Juan Grela, Oscar Herrero Miranda, Hugo Ottmann, Leonidas Gambartes.












Llevó a cabo una destacada labor docente en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Rosario.
Artista de una personalidad, valores interiores y gran vitalidad, gran auto-exigencia, fue un innovador con una modalidad muy personal.
Construyó una obra fácilmente identificable, de gran sentido compositivo y estético.






Pone de manifiesto, creatividad, profundos conocimientos compositivos, morfológicos, e impecable uso del Valor y el Color.

Es netamente un geometrista; en su obra prevalecen las figuraciones de alta síntesis, en los límites con la abstracción.

Temáticas de naturalezas muertas, objetos de gran simplicidad; en todas se destaca los tratamientos del Color y la utilización de Veladuras para producir sutiles transparencias.












Considerado dentro de los artistas plásticos que comenzaron a destacarse en la década de 1940 en Rosario y en Buenos Aires.


Fue integrante del “Grupo Litoral”; que se conforma e inicia la actividad en 1950, integrado por Leónidas Gambartes, Juan Grela, Carlos Uriarte y Oscar Herrero Miranda, Santiago Minturn Zerva entre otros.












Todos artistas que habían pasado por distintas agrupaciones y decidieron conformar una agrupación que identificara esta región; consideraban el rigor del oficio, la renovación y creatividad, la experimentación, el respeto y la libertad.

Junto a los integrantes de esta agrupación llevó a cabo muestras en Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Santa Fe, Tucumán y Catamarca.
En 1955, expuso sus obras en Washington.
Junto a un grupo de Pintores Argentinos, participó en 1957 y 1959, del lV° y Vl” bienal de San Pablo Brasil.
En 1956, recibe el “Premio Salón Rosario”; en 1957 en el “XXXlV° Salón Anual de Santa Fe”, Primer Premio en el “Salón de Artistas Plásticos” Rosario 1962.

En el Museo Rosa Galisteo, recibió el Gran Premio de Honor del Salón Provincial de Bellas Artes de Santa Fe.










Sus obras figuran en Museos de Artes del país y en colecciones privadas.
La muestras llevadas a cabo más recientes: 16 de junio al 15 de Julio de 2011, en el espacio Cultural de San Cristóbal, seguros Italia 620, Rosario;.

El 16 de octubre de 2017 en la “Bolsa De Comercio” de Rosario, Paraguay 757.
Falleció en Rosario en 1997.  









“En cada obra la luz se convierte en un misterioso milagro de incidencia sobre la forma y de luminosa transparencia. 
El color va surgiendo de elaboradas veladuras que van cubriendo y dejándose ver sucesivamente”. En los últimos años el color invade sus obras y vibra con calidades propias”. Rubén de la Colina (Prof. y Artista Plástico) 









“El alma de los
Pinceles de Hugo exaltan los valores humanos. Transformándolo todo en una obra de arte excelsa.
Contrastes de luz y formas geométricas se unen, se forman y descubren todo un mundo artístico de riqueza cromática.
La figuración geométrica y una abstracción en la figura y el plano.
Racionaliza el espacio mediante técnicas… Prof. Miguel Ballesteros







Poema a Hugo Ottmann de Rubén Echagüe
Diario “La Capital”, Rosario  Domingo 26 de Noviembre de 2017

Ideas casi desnudas
las de Hugo Ottmann
o apenas arropadas
con púdicas veladuras.
(El litoral facetado
como un diamante
y demostrado
como un teorema).
La mesopotamia: todas
las mesopotamias,
incluida la bíblica,
desplegadas sobre la
mesa de disecciones,
por donde ruedan
los planetas...
Y el amarillo miel,
debidamente aguado,
y el añil desteñido,
como en
un documento público,
y el azul de cobalto
y el violeta solemne,
embotellados con
primor de perfumista,
mientras el oro antiguo
fue tenazmente
frotado, hasta revelar
la osamenta de
la geometría más
esencial, más temible...
Aritmética líquida,
entibiada apenas por
un rayo de sol que se
obstina en perforar
el agua turbia...
Un busto sí...
pero ¿de quién?
¿De Alejandro de
Macedonia, o de un
pescador esculpido
por el cincel
de la intemperie?
Ottmann cita a Platón
junto al Paraná o
polemiza con Euclides
entre camalotes,
y además traza
las coordenadas del
mundo, para capturar
en ellas, como en
una red de pescador,
a ese pez negro y
litúrgico que a duras
penas sacia el
hambre del isleño...
(Fruto crucificado
y busto sumergido).
Y un equilibrio justo:
el universo pesado
y medido, con
escrúpulo de
mercader que honra
su oficio en lo
recóndito de su tienda.
Honradez silenciosa
y filosofía cristalizada.
Ecuación.








                            GALERÍA DE OBRAS DEL ARTISTA
















*Investigación y Artículo: Prof. Arnoldo Gualino



miércoles, 11 de octubre de 2017

TRANSPORTE DE ROSARIO ANTIGUO


TRANSPORTES Y MENSAJERÍAS
DE AYER EN ROSARIO

Rosario en su origen
Las tierras que hoy es la ciudad de Rosario, sin una fundación oficial,  constituyó una etapa del recorrido del “Camino Real”, que vinculaba el Alto Perú con el Virreinato del Río de La Plata.







Antiguos caminos 
Desde Buenos Aires siguiendo las orillas  río Paraná, arribaba a Concepción del Paraguay, constituyendo un Ël Pago de los Arroyos", Rosario, el paso obligado de las caravanas de carretas. 
Con ramal hacia Córdoba con arribo a Chile y otro que llegaba al Perú, pasando por Salta, Jujuy, Potosí, la Paz y Cuzco, territorio con rica explotación minera de: Plata, Cobre, Oro y Estaño.








Se tiene referencias que fue el capitán Luis Romero de Pineda, perteneciente a los primeros pobladores de Santa Fe, quien arriba en la década de 1660, a las tierras, hoy la Ciudad de Rosario.
Se establece en estas tierras para dedicarse a la cría de ganado; logrando la toma de posesión el día 27 de Diciembre de 1689 a través de gestiones realizadas ante el gobernador de Buenos Aires don José de Herrera y Sotomayor; reclamando sean donados en reconocimiento por su emprendimiento tierras disponibles sobre el río Paraná conocidas como: “el Pago de los Arroyos”
Los límites comenzaban al norte con el paraje que llaman de Salinas (Arroyo Ludueña) y hacia el sur con un lugar que llamaban La Matanza” hoy, la ciudad de Arroyo Seco.
A su muerte heredan dichas tierras sus hijas Francisca y Juana; el hijo esta última, el capitán Domingo Gómez Recio, construyó un Oratorio llamado “de la Concepción de los Arroyos”; ubicado en la zona del arroyo Saladillo.






Catedral de Rosario.Diseño de Léonie Matthis, inaugurado en 1836 y modificado en 1882.

En octubre de 1730, el Cabildo Eclesiástico resolvió crear el “Curato del Pago de los Arroyos”, designando como cura párroco a Ambrosio de Alzugaray, quien entre sus pertenencias traía una imagen de la Virgen del Rosario, rescatada de una población incendiada por los indios al sur de Santa Fe.
 Alzugaray inaugura la primera capilla el 7 de mayo de 1731, en el terreno que hoy ocupa la Catedral de la ciudad de Rosario.
Junto a la capilla dedica un espacio donde impartía enseñanza de escritura, lectura y religión; considerando la primera escuela de Rosario.
Estas tierras fueron escenario de grandes enfrentamientos; asediada por los malones. 





Ataques y defensas a la Población - “Pago de los Arroyos”

El General Manuel Belgrano organizó las baterías defensivas de cañones: “Independencia” frente a la población en la zona de islas y batería “Libertad”, ubicada en la punta de la barranca que formaba ángulo entre lo que hoy pertenecen a las calles Santa Fe y Córdoba.
En este mismo lugar Manuel Belgrano el 27 de febrero de 1812, izó por primera vez la Bandera Argentina sobre estas tierras.
La población a partir de 1815 fue ocupada tres veces por las tropas del
José Gervasio Artigas, (Montevideo 1764-1850); militar y caudillo.
Fue campo de batalla para las luchas entre los porteños y los santafesinos, comandados por Estanislao López, (S. Fe 1786-1838), militar político y Caudillo defensor de la causa federal, quién  fue gobernador de Santa Fe.
Los combates terminaron con el incendio de la población en 1819, ordenado por Juan Ramón Balcarce (1773 -1836), jefe militar y político argentino.
Tiempo después saqueada por las tropas porteñas y más tarde fue bombardeada desde el río Paraná por orden del coronel Leonardo Rosales (1792- 1836), marino argentino combatió en las guerras civiles argentinas y en la Guerra con el Imperio del Brasil.
Para 1823, el pueblo recibió el título de "Villa" por tener un número considerable de habitantes y poseer jurisdicción municipal.






juan Manuel de Rosas

Los grandes cambios políticos
La gobernación autoritaria de Juan Manuel de Rosas desde 1829, se oponía a la organización nacional y a la sanción de una Constitución, además perjudicaba la navegabilidad del río Paraná, pues Buenos Aires era el único recaudador a través de su Aduana el ingreso de navíos y no compartía con el resto de las poblaciones ribereñas.







General Justo José de Urquiza.

El gobernador de Entre Ríos, General Justo José de Urquiza, reúne tropas de las fuerzas de Brasil y el Uruguay conformando con 24.000 hombres el “Ejército Grande”; se dispone marchar a Buenos Aires y enfrentar a Rosas, al mando de 34.000 soldados.










La batalla se desarrolló el 3 de Febrero de 1852 en la estancia de la familia Caseros de ahí el nombre de la “Batalla de Caseros”, donde Rosas tras una lucha de seis horas, la caballería toma “El Palomar”, referencia emblemática, (construcción circular para el criado de palomas)  donde Rosas es vencido, decidiendo salir del país rumbo a Inglaterra.




Primitivo puerto de Rosario

Cambios en el desarrollo del País
La derrota de Rosas, produjo notables cambios que beneficiaron al país. En 1852, por iniciativa del general Justo José de Urquiza, Rosario es declarada ciudad; años después se convierte en el principal puerto de la Confederación Argentina.
Los puertos costeros de las poblaciones comienzan a percibir ganancias y los caminos comienzan a aumentar su flujo, transportando viajantes y mercaderías.  




Las postas
Fueron espacios de descanso y      aprovisionamiento de agua y alimentos; con corrales de mulas y caballos, para cambiar los animales cansados de los transportes, carretas y diligencias.
Las dependencias eran construcciones precarias o ranchadas de adobe y paja, como vivienda de los posteros y la pulpería, para la venta de bebidas y comida.
Las Postas más próximas a Rosario, eran la de Arroyo del Medio, San Nicolás,  Pavón, Arroyo Seco, del Sauce. Melincué, Pergamino, Cañada de Gómez.  
Las postas distaban entre sí a una distancia de entre 3 a 5 leguas; 1 Legua = 4.8280 Metros





Primeras comunicaciones y transportes

Los primeros servicios Públicos fijos, transportadores de correspondencia entre el Río de La Plata, Perú y Chile, fueron organizados en 1748 por el “Correo Mayor de la Indias”, cuya sede principal estaba en Lima, y representación en distintas ciudades.
Sus correos eran transportados por los “chasquis”; jinetes a caballo, cuando por entonces los caminos no poseían la posta para el recambio animales.


En Rosario, la primera empresa con carretones y diligencias para el transporte de personas, bultos y mensajes fue: “Mensajerías Nacionales Iniciadoras” fundada por los catalanes Juan Rusiñol y Joaquín Fillol; el predio estaba ubicado en lo que es hoy la actual calle Juan Manuel de Rosas entre Rioja y S. Luis. 
Había sido habilitada por decreto del 8 de Junio de 1854.
Cada quince días realizaba viajes a diferentes provincias, conduciendo hasta 17 pasajeros con sus equipajes.
Demoraban a Córdoba 3 días, a Mendoza en 10 y a Santa Fe en un día y medio.





En 1854, Timoteo Gordillo, se unió en sociedad comercial con General Justo José de Urquiza y el General Benjamín Virasoro para traer de Europa carros, coches e instrumentos de agricultura con el objeto de instalar un servicio de mensajerías y transporte de mercaderías y personas.
Solicitaron al Congreso la donación de terrenos fiscales entre Córdoba y Rosario para construir cada 20 Km.; estaciones de pasajeros, con pozos de agua, fortines para defensa contra los indios.
El 6 de agosto de 1856, el Gobierno de la Confederación por decretos del 29 de abril y del y ley del 28 de setiembre, acuerda la constitución del transporte, la concesión de 2500 Hectáreas de terreno para las postas, finaliza la mensura en 1858.





Finalmente Timoteo Gordillo inaugura el nuevo camino “del Progreso”, de su propiedad entre uniendo Rosario hasta Córdoba. 
Timoteo Gordillo fue nombrado por el gobierno Inspector de Postas y Caminos.
Las postas eran humildes ranchos de paja y adobe con corral, los lugares de para cambiar la caballada, comer ó espacio para pasar la noche.
Dentro de la Confederación Argentina las primeras empresas que cubrían el servicio entre Rosario y Córdoba: “Timoteo Gordillo y Compañía, “La Primera Cordobesa” y “Diligencias argentinas”, constituidas por el mismo grupo.
La compañía se disolvió en 1862.





Locomotora, que realizó el viaje Rosario-Cañada de Gómez, inaugurado el 1° de mayo de 1866. 

El nuevo transporte. Ferrocarril
El país avecina el inicio de una nueva etapa, el motor a vapor con el ello el transporte ferroviario que El 12 de octubre de 1862  asume la presidencia de la República Argentina, el general Bartolomé Mitre y al Dr. Guillermo Rawson Ministro del Interior.
Rosario fue considerado un punto estratégico por la conexión del centro del país hacia el Mundo a través de un futuro puerto. 
Se llevó a cabo un diseño ferro-portuario para producir y exportar la producción de la Agricultura del país a través del ferrocarril al puerto del río Paraná.
El 14 de enero de 1863 William Wheelwright (Fue Capitán de navío, comerciante, impulsor de los transportes ferroviarios y náuticos, también cónsul), viaja a Buenos Aires y propone la construcción de una línea que uniese la ciudad de Rosario con la ciudad de Córdoba. De trocha ancha (1,676 m)
De este modo nace la historia del “Ferrocarril Central Argentino
El tendido de rieles y las instalaciones se inician en Rosario el 25 de abril de 1863.
El 1° de mayo de 1866 alcanza con 71 Km. a la población de Cañada de Gómez, abriéndose al servicio a este primer tramo.
El 1° de septiembre de 1867 la línea llega a Villa Nueva (hoy Villa María), a 253 km. de su inicio.
El tramo final a Córdoba por diferentes razones se demoró, inaugurando oficialmente la obra por el entonces presidente de la República Argentina, Domingo Faustino Sarmiento el 13 de marzo de 1870.
     *Artículo: Prof.\Lic. Arnoldo Gualino
       Bibliografía: www.arnoldogualino.com.ar