domingo, 6 de septiembre de 2020

Abel Rodriguez


ABEL RODRÍGUEZ 

Pintor
Nacido en Rosario, 14 de febrero de 1931. Pintor argentino.  Desde temprana edad se interesó por el arte en general, ya que su padre fue Avelino Rodríguez, escritor que integró el grupo Boedo y su madre fue Florence Minturn Zerva, hermana de Santiago Minturn Zerva, pintor y grabador, referente del “Grupo Litoral”
Creció frecuentando pintores que asistieron a su hogar en el barrio Alberdi, vínculos muy estrechos que se testimonian en retratos que realizaron de distintos miembros de su familia: Julio Vanzo, Erminio Blotta, Gustavo Cochet, Antonio Berni entre otros. 




*"Retrato de Abel Rodriguez de niño", retratado por el artista Antonio Berni.

Inmerso en ese barrio que le dio sus primeras vivencias, sus maestras fuerorn Olga y Leticia Cossettini en la escuela “Gabriel Carrasco” y sus vecinos habituales pintores como Juan Enrique Uriarte y Ricardo Warecki, ilustrador del libro "La barranca y el río" de Avelino Rodríguez, padre del artista.. 

En ese mismo barrio se encontraba el taller del pintor Juan Grela y es allí donde asistió como apasionado alumno a finales de la década de 1940, cuando tenía 18 años.
Las obras forjadas en una época temprana ponen en evidencia las instancias formativas en ese taller, plasmando lo próximo, elementos del río y las islas.



                                En el taller del pintor Juan Grela..Abel Rodriguez en el centro.





*En las oficinas del diario "La Capital", a la izquierda el Fernando Chao, critico y comentarista de cine y espectáculos, Abel Rodriguez critico de arte y Jefe de Sección y Luis Etcheverry. periodista.

En 1952 comenzó a trabajar como periodista en el Diario "La Capital", desempeñándose como Jefe de sección Espectáculos siendo la tarea la de crítico de arte periodístico, centrándose en el contexto histórico y geográfico en el que se desarrolló, escribiendo a lo largo de 40 años, bajo la particular firma de A.L. (Abel Lelio). 





*Abel y su esposa Nancy C. Durand.


Además, participó en los noticieros de los canales de televisión (canal 3 y 5) de Rosario e integró la Comisión directiva del Sindicato de Prensa de Rosario.

En 1959 contrajo matrimonio con la concertista de flauta traversa y profesora universitaria Nancy C. Durand, con la cual tuvo dos hijos mellizos: Gabriela y Abel.
En 1959 contrajo matrimonio con la concertista de flauta traversa y profesora universitaria Nancy C. Durand, con la cual tuvo dos hijos mellizos: Gabriela y Abel.




En 1962 inició su actividad plástica pública en la "Galería Renom" de Rosario, incorporándose al Movimiento plástico del Litoral, ubicándolo en la genealogía del arte de Rosario a partir de la productiva década de 1960, realizando numerosas exposiciones grupales junto a sus amigos: Estanislao Mijalichen, Raúl Conti, Pedro Barrera, Rubén Naranjo, Eduardo Favario, etc. y muestras individuales iniciando su itinerario por otras ciudades argentinas.

Falleció en Rosario, el 29 de enero de 2019.






Procedimientos pictóricos
Realizó numerosos viajes por América, Europa y Asia visitando los principales museos del mundo que enriquecieron su evolución artística, nutriéndose de otros mundos donde la creación era el móvil de la vida, ya que admiraba a Georges Seraut, Paul klee, Joan Miró, Vasili Kandiski, Fray Guillermo Butler, artistas influyentes que inspiraron su obra.


En los inicios de su práctica pictórica lo realizó con óleo sobre lienzo, pasando luego a acuarela sobre madera (soporte enyesado con un acabado de cera) preparada para tal fin, de igual modo hizo un pasaje de la técnica de pinceladas amplias a minúsculas o puntos logrando acumular una gran variedad de colores. 

La división de tonos por la posición de toques de color que mirados a cierta distancia, crean en la retina las combinaciones deseadas.
El estilo varía entre el surrealismo, el expresionismo y la abstracción donde predomina la visión interior del artista. 
Lo cromático prevalece para definir las diferentes zonas de la composición que definen el sentido figurativo de las formas armoniosamente dispuestas. 

                                            RECONOCIMIENTOS                            

*"Pajaritos cantores", óleo, 1970

- En 1967 recibe la mención especial del jurado del Certamen trienal de valores plásticos del interior. Sala de exposiciones Posadas 1765. Buenos Aires.
- En 1973 EDUL reprodujo sus cuadros en tapas de discos editados para Argentina.
- En 1976 recibe la mención especial del jurado en la Bienal de Arte en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires.
- En 1985 recibe el premio a la mejor pintura de la temporada en Altos de San Pedro-Buenos Aires.

- En 2020 Artefe.org.ar (plataforma virtual de la Dirección General de Derechos Patrimoniales y Urbanísticos de Santa Fe) lo incorpora como artista rosarino con el objetivo de preservar visualmente al patrimonio público provincial dentro de un espectro internacional, generando socialización y cercanía con la herencia social y cultural.











                                  COMENTARIOS PERIODÍSTICOS



*"Pétalos", óleo 1980

Diario: El Sol. 04/06/1965

Si los pájaros intercambiaren a sus modos de cantare y el canario cantase como un mirlo y el mirlo como las garzas, nos negaríamos a escucharlo. Entonces si sumamos el sol, el río y el canto entremezclado de los pájaros y jugaríamos con ellas hasta confundir a Doña Rutina, nos encontramos ante el principio de las cosas: el hombre en libertad, y nos sorprende el hecho principal de su actividad: la comunicación. Abel Rodríguez se comunica así y su pintura es sorprendente, después de haber visto tanta gente compilándose a sí misma, copiándose a los demás, el trazo elegante. Sin embargo lo más importante de esta muestra no es el problema técnico que para Rodríguez no asiste, sino ese retorno hacia el lenguaje de los hombres fresco y verdadero.





*"Alerta", óleo 1980

Diario La Capital. 10/06/1965
Pocas veces es dable observar tantos infinitos s matices tan bien mezclados en gradaciones imperceptibles. Como un suave arco iris, que despliega una visión domínate de superficie fluvial admirablemente policromática.
Reside también su pericia en la obtención de ciertos tonos insólitos y a las vez amables como lo revela con sus planos violáceos, donde plasma algo si como la eternidad y la inmutabilidad del color.

Algo imponderable hay en sus cuadros que detiene de pronto el al gusto estético. Es algo que surge imprevistamente, que no se sabe en qué enredo teórico estaba escondido, pero Abel Rodríguez ha conseguido retenerlo para que juegue libremente dentro del perímetro creativo.



*"Chupetin", óleo 1980


Diario Crónica. 02/09/1966
En esta muestra nos entrega como en una bandeja sus colores, su forma, su mundo, para nuestra recreación, para que gustemos de sus definiciones.

Hay poesía. Una poesía que quizás no se lea a primera vista, pero que va despoblándose a medida que nos desprejuiciamos y nos metemos de alguna manera en su asunto. Abel Rodríguez tiene su mundo pero hay que entrar en el con inocencia y fervor. Solamente así podremos sentir que en el vibra un mundo lleno de elocuencias y de aciertos.





* "Mariposa", óleo 1980

Publicación. Confirmado. 28/04/1971
Los años y las mutaciones registras por la obra de Abel Rodríguez devuelve una vez más al artista obsedido por las formas secretas de la naturaleza que lo lleva a las vecindades de la magia pero sobre todo a la poesía a través de símbolos y metáforas de rara precisión.
Puede decirse que la exposición de Abel Rodríguez es la más importante de las realizadas por el en Buenos Aires. Algo que Confirmado había anticipado en 1966 cuando dijo que la pintura de Rodríguez es “cálida y hechizada, un mundo más soñado que real aunque esté a la izquierda de la magia”.





*"Pichón", óleo 1980

Miguel Alascio Cortázar. 10/05/1971
Confieso que no conocía la obra de Abel Rodríguez, hasta que “Los duendes” me atraparon merced a su síntesis, no exenta de misterio.
Una indagación posterior me ubicó ante la producción fantástica de un hombre cuya imaginación en nada conformista, ahonda la realidad cotidiana con sugestiva fueras y logra captar su esencia en imágenes extraordinarias e insólitas.
 Contrariamente a quienes, en crisis consideran los fenómenos estéticos como frutos del espíritu.
Abel Rodríguez busca los fundamentos objetivos del reflejo artístico en la naturaleza y en la vida del hombre. Esta búsqueda deviene naturaleza de su obra, es decir de su arte.
“Una manera de adecuar dos dimensiones distintas – como dice Alfredo Llanos que se enfrentan dialécticamente: el hombre con su poder de aprensión del mundo externo y este que, desde su aislada existencia se resiste a entregar su íntima esencia”.
En esa lucha está comprometido Abel Rodríguez y de ella emerge la virtud de su milicia artística de su praxis.



* "Caballos", óleo 1980
Diario. El Cronista Comercial. 10/12/1972
Si de alguna manera hubiese que definir a la pintura de Abel Rodríguez podría utilizarse como una de las aproximaciones más exactas, el termino lirismo.
Porque todas ellas son líricas, muy dulces y cautivan con lentitud, rodean a quien las contempla con su secreta e incandescente magia, le cuentan sus extrañas e impares historias, suave, muy suavemente. Abel Rodríguez combina sus colo9res amortiguadamente, los trabaja individualmente en zonas casi microscópicas (con una intensa personalidad, con una presencia propia y decidida) y esos colores cantan en la tela, se interpretan, se muestran en graduaciones o en oposiciones del más exacto ritmo y dan como resultado final, cuadros serenos, apaciguantes y esta vez algo melancólico.
Los azules, los violáceos, pequeños esmeraldas que refulgen como joyas, y de manera muy especial una atmósfera que trasciende la realidad, que habla en su lenguaje de símbolos y de sueños, una pintura en síntesis hermosamente espiritualizada.





* "Clase de Música", óleo 1980

Exposiciones:
1962-1964 Galería Renón- Rosario
1964-1965-1966-1968 Galería La Reja- Rosario
1964- Galería La Rivera- Rosario
1965- Galería Ciencia- Rosario
1965 Asoc.  Emp. de Comercio-Rosario
1965- Galería Galpón- Santa Fe
1965-1966- Galería Fenix- Paraná
1965-Galería Rubio- Buenos Aires
1966-1967-1968- Galería Nexo- Buenos Aires
1967-Certamen trienal de valores plásticos del interior. Posadas 1765. Buenos Aires.
1967- Facultad de Ciencias Económicas- Rosario.
1970- Galería Politeama- Rosario.
1970-1971- Galería Imagen- Buenos Aires.
1971-Museo Nacional de Bellas Artes-(Bienal)-Buenos Aires
1971-1972- Galería Ergón- Buenos Aires.
1973-Galería Arthea- Buenos Aires.
1973- Tapa de disco editado por UNR-Artistas: Bollea y Llusa, canto y guitarra. Canciones americanas.
1976-1977-Galería Nice - Buenos Aires.
1978-Galería Krass - Rosario.
1981- Museo Castagnino - Rosario.
1983- Galería Witcomb - Buenos Aires.
1985- Altos de San Pedro - Buenos Aires.
1988- Galería Soudan - Buenos Aires.


                                                 GALERÍA DE OBRAS 

                                                   "Bandoneón", óleo, 1980



                                                  "Bailarinas", óleo 1980



                                               "Borrachos", óleo 1980



                                                      "Arreo", óleo 1980

*Prof. Arnoldo Gualino
  Registro fotográfico de su obra de Andrés Macera, año 2020














sábado, 8 de agosto de 2020

CARLOS ANDREOZZI


CARLOS ALBERTO ANDREOZZI
Artista Plástico
Nació en Rosario, Argentina en 1953.
Trabajó algunos años en una fábrica que modelaban figuras, hacían las matrices y vaciado y colores aplicados con aerógrafos de figuras para calesitas en resinas plásticas.
También en una fábrica de pinturas “Albertengo” en Cda. de Gómez, posteriormente trasladada a Rosario. 
En ambos laborales adquirió conocimientos de materiales y recursos técnicos luego le sirvieron para aplicar en sus obras.
Prepara sus soportes para sus obras y de igual modo sus propias pinturas. 
Estudió dos años en la Escuela “Manuel Belgrano”, Diseño Publicitario y Publicidad.
Entre 1989 y 1982, realizó en Barcelona, España dos años de estudios de Composición y Color con Monserrat Linares docente y pintor académico de bodegones y flores.
En Rosario durante 1984, participo del taller Dibujo y Clínica de Obra con el artista plástico y Profesor Jaime Rippa. 
En el 2008, partió con su familia a Puerto Madryn, cargó cerca de 300 pinturas sobre cartones resinados, cerró su casa y durante casi un año vivió de la venta de sus obras a turistas extranjeros que llegaban en barcos y charlas educativas sobre sus obras.
Vive y trabaja en su estudio de Granadero Baigorria, a pocos kilómetros de la ciudad de Rosario, Argentina.




*Obra: “Hay algo que no puedo dejar en el olvido”; Homenaje a mi amigo David Alonso asesinado en 1977” 

Andreozzi opina de su Obra
Mi intención siempre ha sido que mi pintura logre un impacto visual, alcance como flecha al alma, al corazón; es el sitio oculto del pensamiento donde atesoro y elaboro el sensible relato intelectual.
No me valgo de artimañas intelectuales ni burdos trucos técnicos.
Considero que con vivir no alcanza, mi intención de alguna manera es contar algo particular y significativo de la Pintura.
Ésta no es una profesión, completa mi vida, es el aliento que me transporta como
una experiencia paradisíaca.
Asimilé el límite básico de la libertad... mis materiales son variados van desde resinas poliéster óleos y esmaltes, carbón, grafito y barniz blando.
El soporte que utilizo generalmente son telas o cartones resinados montados sobre madera.
Generalmente no agrego fechas a las obras porque jamás doy por terminada una obra de arte sino que simplemente las abandono y cuando las retomo quizás llegue a terminarlas. En una oportunidad me pidieron restaurar una obra que había vendido y cuando la devolví notaron que había algunas otras imágenes.  



*Obra: “Tiempo morir”. Primer premio salón de arte moderno 1990.Bolsa Comercio Rosario. Óleo s/ tela 2.00x2.00.

Como vemos al artista - Comentario de Arnoldo Gualino 2020
Un artista disciplinado en la constancia y paciencia con varias décadas en el arte disfrutando de su oficio creativo.
Está presente en su temperamento lo que aún queda de la pregnancia profunda y salvaje esencia geográfica del litoral, percibida en la sintonía cromática y la problemática temática, propia de la que también se surtió el “Grupo Litoral”.
Inventa e interpreta su obra persiguiendo el curso de una idea en un placentero juego estableciendo sus propias reglas, con infinitas variables; sin musas, con sueños despiertos, sueños que siempre anuncian otra nueva realidad, hasta, lograr su objetivo: materializarla y dialogar con el espectador.
Los suyos son trayectos que llegan a destino, se aparta de los recursos efectistas,  
observamos un sutil equilibrio entre lo plástico y el mensaje.



*Obra: “Profundo Litoral“. Premio Ezequiel Leguina. Salón Nacional Palace de Glace, Bs. As.

Resulta una obra potente por la actividad de tensiones que genera, de alto carácter expresionista, le da oportunidad a que participen en convergencia el tema, color, composición y mensaje.
Podríamos continuar leyendo muchas de sus obras con los ojos cerrados, acariciando las superficies de mórbidas curvas, los suaves relieves y texturas provocadas con resinas plásticas que surgen por debajo de las pinceladas.
Indaga e interroga el instante, el tiempo feroz, donde aparecen, las pasiones, preocupaciones e intereses en las distintas estaciones de la vida; el grito de los silencios que buscan ser oídos.
Lo heroico del artista es la decisión, el atrevimiento desprejuiciado de visibilizar lo que muchos ocultan las debilidades, para mostrarlas en una clave plástica prevaleciendo siempre el lenguaje de la pintura: El dolor, soledad, hambre, injusticia, desprotección angustias, marginalidad, despojo, sometimiento.
Multiplicidad de recursos y diversidad de posturas, aparecen a su debido tiempo, hacia un compromiso con pluralidad de lecturas. El mañana es el escenario vacío para otras obras, está inexplorado y siempre sorprende.- Por Arnoldo Gualino




*Obra: “Obsesión tocino”. Serie naturalezas Óleo sobre tela 2.00x2.00 

 Diario Página 12 – Nota de Beatriz Vignoli (Poeta y crítica de arte)
Como un actor que llora de verdad en la escena, Andreozzi alude a las imágenes artísticas de un archivo público para expresar un dolor privado que permanece intraducible.
Las herida recurre en un universo de vida…pero no debajo de la pintura sino encima, un trozo rojo en el plano pictórico mismo.
Tres estudios para un sacrificio toma elementos de Bacon y de la transvanguardia de los años ochenta para montar un teatro de la precariedad de la existencia.
Un pathos inexistente, efectivo, se agarra de signos codificados para poder negociar el sentido con el espectador una vez de regreso de la inmersión en las profundidades del puro temperamento: lo tenebroso romántico se apoya en bellas ruinas.
La de Andreozzi, en esta etapa, es una pintura cuya coincidencia de sí, en tanto arte sublime, le permite mantener una cierta estructura semántica en medio del caos organizado y el asar controlado de la poética moderna de la improvisación magistral.
Toda una retórica de cultismos se superpone a otra de gestos grandiosos y efectos viscerales de gran inmediatez.
Los resultados son buenas pinturas capaces de leerse a sí mismas como gran pintura.
En cada una de ellas Andreozzi presenta una escena del drama de la condición del pintor actual. 



*Obra: Sin título. Resina pigmentos sobre tela 1.80x 1.70. 
Beatriz Piedrabuena (Integrante del grupo de investigación: Imagen Cristal

Hay lo ilimitado en esta muestra de Carlos Andreozzi que recorre varios períodos de su prolífica producción.
La obra artística juega con los límites, con lo excesivo, lo intenso. Podemos ver algo de esto en la investigación experimentación de Andreozzi, con soportes y los materiales. Laboratorio de autor: Los soportes pueden ser u acolchado, cartones, hierros, troncos, o una frazada de su hija cuando pequeña, y los materiales: grafito, resina poliuretánica, esmaltes, óleos.
El efecto de esta experimentación son interesantes combinaciones de distintos soportes y materiales en una misma obra.
Es como sin Andreozzi apostara a la multiplicidad a la heterogeneidad, a favor de una mescla como en su última producción: el collage, grafito y óleos sobre cartón, en amplias superficies vibrantes de color, en ese puzle de desnudo de mujer en el que aparecen las diferentes piensas finalmente trabajadas, logrando una sensación de unidad.
Hay amplios paisajes monocromáticos, de una época anterior a la actual en los que el artista pone a prueba la conjunción de distintos materiales- adagio.
La potente y expresiva obra actual conjuga el teatro de la crueldad de Ataúd, personajes que remiten a Goya, con la amplia voluptuosa mujer recostada en un acolchado y las finas líneas de un desnudo de mujer en un dibujo de erotismo sutil en un juego con excelsas figura de jazz-allegro.
Andreozzi, un universo muy poblado que hace cuerpo con la pintura.
Es que en esta muestra antológica, el autor experimenta más allá de los límites y las convenciones: Lo ilimitado. Y nos invita a seguirlo.



*Obra: “Brindis de sangre” Óleo sobre tela  2.00x 2.00.

 Jorgelina Hazebrouck (Crítica de arte)
En esta importante selección de pinturas de Andreozzi. bajo el título de “Ilimitado”, el autor es un convencido de la supremacía de la pintura no tan solo dentro de las posibilidades artistas sino como herramienta comunicacional, que a veces, pincel mediante,  trasmuta literatura en imágenes y siempre permite dar a entender sutilmente en lugar de redundar en lo obvio.
Se define a sí mismo como un consumidor de angustias y algunas de sus pinturas trasmiten esta sensación desde su superficie, aunque horadando la materia se encuentras los profundos contenidos en otras, el juego de disfrazar de sensual lo inefable crudo, engañando a cualquier espectador desprevenido.
Cada obra deviene entonces en una confrontación: lo aparente con lo real, lo superfluo y lo profundo, los deseos con los rechazos, lo espiritual con lo matérico. Esa aparente ambigüedad con la que tan bien sabe jugar siempre –como la cara y ceca de una moneda- deja abierto un resquicio por donde avanzar.
Ilimitado es un conjunto de obras de distintas épocas aunque inéditas, partiendo desde resignificaciones de Tiziano, hasta interpretaciones de Bacón.
Andreozzi pasa revista a gran parte de sus artistas y poetas preferidos donde la admiración no pasa por la copia técnica sino por el matértico homenaje que, resinas poliuretanos, pigmentos y pinceles en mano solo él es capaz de consumar.
Carlos Andreozzi, se define también como un artista ecléctico, los temas propuestos desde sus pinturas pasan por las desmaterializaciones de sus clásicos, los retratos, incluyendo alguno propio, la naturaleza regional donde en litoral siempre marca presencia, y en general distintas metamorfosis de pensamientos en imágenes y de imágenes en más imágenes.
Obras grandes, por sus dimensiones o por su avasallante presencia táctil, nos intiman a sentir y a pensar de manera contundente aunque prevaleciendo siempre el respeto por la obra y por el espectador, que no es otro que el que se genera a partir de si mismo y de la intensa trayectoria que posee.
Se me ocurrió pensar su obra como una materialización de las controversias internas que la vida perpetra, transmutadas en símbolos que sutilmente envían sus señales jugando a aparecer bajo el aspecto contrario.  




“Análisis final”
Primer Premio Federada Salud. Año 2018
Resina pigmento sobre tela 1,50x1,50

Distinciones
2019, Muestra de Pintura “Los barbaros” en el Museo Castagnino de Rosario, con curaduría de María Elena Lucero y Xil Buffone.
2017, Primer premio adquisición de pintura en el 54° Aniversario de Federada Salud, Rosario.
2003, Primer premio adquisición sección blanco y negro, XII Salón de Arte Contemporáneo de Amigos del Arte.
2002, Primer premio Adquisición XXX Salón de Otoño Artistas Plásticos Rosarinos, Municipalidad de Rosario.
1998, Primer premio Adquisición XXII, Salón de Arte Moderno de Amigos del Arte.
1998, Premio Ezequiel Leguina, LXXXVII, Salón Nacional de artes plásticas sección Pintura.
1998, 2do Premio de Pintura seleccionado con la obra: “Mutis en la escena de la vida”, Universidad del Salvador.
1994, 1ra. Mención Honorifica, Premio Municipal de Escultura Manuel Musto, jurado internacional.
1990, primer premio adquisición, XXV Salón de Arte Moderno Bolsa de Comercio de Rosario.
1987, Pre seleccionado premio Fortabat.
1986, 3ra. Mención finalista de la muestra de Pintura y Escultura con la obra “Aquellos que hicieron historia”, Fundación Amalia Lacroze de Fortabat.
Cuenta con más de cuarenta muestras locales, provinciales y nacionales. 

*Entrevista e investigación: Arnoldo Gualino.


                                     GALERÍA DE IMÁGENES


              “El lobo del hombre”. Oleo esmalte sobre cartón resinado 1.80x1.40




              "Cirugía mayor. La pose. Dispersión". Óleo  y resina s./ Fieltro 3MtsX1.70



                “Danza scherzo continuo”. Oleo pigmento cartón resinado 2.20x2.20


                               “El desnudo íntimo de Lucrecia”. Pigmentos. 2.30X2.30



                  "Flotación inminente".oleo esmalte sobre cartón resinado 3.00 x 2.00.



                 “Inventario de una Sociedad”. Autorretrato. Óleo s./madera 2.30X2.00


                                "Lapidación". Resina pigmentos sobre tela 2.00x 2.00


          “Grandes bodegones cruz bodegón” Óleo s./ tela. Marco incorporado. 2.00x2.00


                    “Teatro Bacon”. Lápiz grafito esmalte sobre cartón resinado 2.20x 2.20



“Un minuto antes del final”. Oleo s./tela 1.50x1.50. Primer Premio Salón Artistas Plásticos Rosarinos. Premio Municipalidad Rosario 1998.


“Profundo Litoral”. Óleo. Premio Ezequiel Leguina. Salón Nacional Palace de Glace.


        “Aquellos que hicieron historia”. Tercera Mención. Premio Fortabat.1986.


                      “Serie Mujeres”. Lápiz grafito. Óleo s. Cartón 0.90XO.70


                          “Estudio desnudo”. Lápiz grafito s./cartón 1.00x0.70


                         “Serie perros”. Lápiz grafito sobre cartón resinado 0.40x0.30