miércoles, 11 de julio de 2018

FERRER DODERO, MANUEL



MANUEL FERRER DODERO
Pintor  
    
Nacido en Rosario provincia de Santa Fe República Argentina, el 18 de octubre de 1900.
Su padre de origen español, de las Islas Baleares, era pintor y en la ciudad de Rosario, tenía un negocio el “Pitiuso”, (en honor al lugar de su nacimiento), de artículos para pintura artística, ubicado en calle San Juan y Laprida.
El negocio era muy concurrido por artistas, poseía un espacio donde se colgaban obras, muchas eran de su padre; Manuel sentía gusto por la pintura desde niño.





A los 14 años, es llevado por el pintor Eugenio Fornells a su recién inaugurada Academia: ”El Ateneo Popular” para que se integre como alumno donde enseñaba Dibujo y Pintura, por entonces la única instancia de formación gratuita.

Cuando la institución cerró a causas de problemas financieros, pasó a estudiar con Enrique Munné, en el Centro Catalá.










En las primeras décadas del siglo XX, los salones constituían para los artistas una de las pocas posibilidades para exhibir sus obras; ante la suspensión del “Salón de Otoño”, se conformó el grupo “Nexus”, agrupando a la mayoría de los artistas activos de la ciudad; organizando realizar salones locales.








Las reuniones de este grupo se realizaban en el comercio de Ferrer Dodero, entre sus fundadores figuraban: Manuel Ferrer Dodero, Félix Pascual, José Beltramino, Daniel Palau, Demetrio Antoniadis, Luis Ouvrard, Enrique Borla, Pablo Pierre, Nicolás Melfi, Isidro Mognol, Miguel Roldán Batille, Antonio Berni. 
En una de las habitaciones de la casa paterna de Ferrer Dodero, había montado su taller; Jorge Luis Molina describió su estudio como: “una salita en penumbra y casi perfumada”, cuyas paredes estaban repletas de cuadros, era un espacio asiduamente concurrido por los pintores amigos”.












La primera muestra de Ferrer Dodero

Realizada en 1926 en la sede local del salón “Witcomb”, con gran éxito comercial.
La revista “Cinema” y el periódico “La Acción”, comentaban sobre una muestra individual de sus cuarenta cuadros presentados por el joven artista en la sucursal de la “Galería Witcomb”, habiendo presentado 40 obras.

El periódico “La Acción”, publicaba un comentario de la concurrencia del ambiente intelectual y artístico y respecto de las obras menciona la presencia de temas locales: “el puerto, las barrancas y los barrios adyacentes a la urbe. 





La Crítica en una reseña consideraba vinculante al joven pintor "localista", con la propuesta de Ángel Vena y a Ítalo Botti; artistas del primer nacionalismo cultural en boga por entonces, corrientes alentadas por el escritor Ricardo Rojas al paisaje como el género de representar y crear un arte propio.
Rosario ese mismo año había sido tenido en cuenta por Juan Zocchi, desde las páginas de la revista “Argos”, posteriormente reproducidas en el periódico “Reflejos”, en el que afirmaba: “la existencia de una cultura pictórica en Rosario”.





A finales de 1920, Ferrer Dodero, se trasladó a la ciudad de Santa Fe, permaneciendo por algo más de 10 años. 
Allí realizaba tareas de reportero gráfico para el periódico “El Orden”, donde realizaba apuntes dibujados sobre los sucesos e incidentes que reseñaba a través de ese medio.
En 1930 realizó una exposición individual un artículo publicado en el diario “La Libertad” lo definía como un pintor paisajista. En las obras de este período abundan los paisajes del Paraguay.






Una extraña anécdota o aventura recuerdan los familiares del artista: Un curioso personaje inglés, propietario de una estancia ubicada en medio de la selva paraguaya, "secuestró" al creador por un lapso de al menos tres meses.
El objetivo era que realizara un retrato de su esposa, el europeo habría subido a la fuerza a Manuel en su barcaza; al parecer, tanto el británico como Dodero estaban armados.
En 1932, la revista “Cinema” publicó una completa y detallada biografía de Ferrer Dodero.





En 1937 muchos de estos artistas que pertenecían a la agrupación “Neus” fundan la filial rosarina de la “Sociedad Argentina de Artistas Plásticos” (SAAP); ocupando durante dos períodos Ferrer Dodero el cargo de Pro-Secretario.













En 1938, ocupa el cargo de Secretario en 1939 el de Presidente, siendo reelegido en este último cargo para el período 1942-1943.
En su carácter de Presidente de la filial rosarina de la SAAP, Manuel Ferrer Dodero organizó en el “Salón Cifré (cuyos sótanos había pintado en una de sus obras años atrás, una celebración alusiva el 23 de agosto de 1941. 





Surgieron conflictos con la “Dirección Municipal de Cultura”, presidida por Manuel Castagnino y con el mismo “Museo Juan B. Castagnino”, dirigido por Hilarión Hernández Larguía a quien acompañaba Julio Vanzo como secretario del Museo; la causa era por los deseos de modificar la constitución de jurados de admisión en los salones que se realizaban en Rosario.






Fue uno de los artistas que desde la “Sociedad de Artistas Plásticos” con un grupo de colegas retomó un reclamo, iniciado a comienzo de 1920 por la agrupación “Nexus”, que bregaba por la apertura de una Escuela de Arte.
Tras años de gestiones, en 1942 abrió sus puertas la “Escuela Provincial de Bellas Artes” de Rosario.
Posteriormente conformó su plantel docente, en la cátedra de “Color”.






Durante su vida viajó por diferentes espacios de nuestro país, dejando testimonios de estos paisajes, con énfasis Mina Clavero en Córdoba y el noroeste del país; además de muchas escenas de la ciudad de Rosario.






Participó en múltiples Salones de Rosario, Santa fe, San Francisco, Pergamino, Catamarca, Mar del Plata y Buenos Aires. Participó como jurado de admisión y premios. Realiza muestras individuales y colectivas en Tucumán, La Rioja y Chilecito en el Museo Joaquín V. González en la Rioja.







Tuvo participación de jurado; recibió numerosas premiaciones.
En 1937 lleva a cabo una muestra individual en la “Galería Renom” de Rosario.
En 1945, realiza otra muestra de su obra, en el local de la “Sociedad Argentina de Artistas Plásticos”.
Estuvo un período alejado de las muestras concretando reapareciendo en 1997, nuevamente en la "Galería Renom".





Ferrer Dodero construye su vivienda en Funes
El arquitecto y escultor José Gerbino décadas atrás había realizado un loteo en la localidad de Funes a 18 Km. de la ciudad de Rosario, entusiasmando a sus colegas que compartían la docencia en la Escuela Provincial, Luis Ouvrard propone crear en esa localidad un “Barrio de Artistas”. 




Adquirieron terrenos Ouvrard, Pablo Pierre, Guido Papis, Nicolás Melfi y el escritor Fausto Hernández. Ferrer Dodero construyó su vivienda, años después y en 1950, se instaló en esa localidad, el pintor Gustavo Cochet, la idea del barrio finalmente no se logró.
*Este hecho sobre el Proyecto inmobiliario fue redactado por Plácido Grela en su libro sobre la "Historia de Funes".
Ferrer Dodero, plasmó en sus obras una notable variedad de calles de Funes y salió a pintar los alrededores con una moto a la que adicionó un carrito para portar sus herramientas. 
Realizó los últimos cuadros de motivos florales recostado en su cama. 
Por entonces, su esposa sembraba girasoles para alimentar las invenciones plásticas de su marido.
Manuel Ferrer Dodero falleció en Funes en 1983.

*Preparación de textos e imágenes: Prof. Arnoldo Gualino
Fuentes: Ezequiel Ferrer: Nieto del Artista; la Dra. en Arte UNR, Sabina Florio, Beatriz Vignoli, Museo Gustavo Cochet; “Cronología del Arte en Rosario” del Dr. Isidoro Slulitell. Bibliografía de Guillermo Fantoni.



                                  OBRAS DEL ARTISTA









    "Paisaje del Puerto", óleo sobre Madera 51-60,5 Cm.Museo J.B.   
     Castagnino de Rosario Donación Dirección Municipal de   
    Cultura. Año ingreso: 1938






miércoles, 30 de mayo de 2018

PABLO SUÁREZ



PABLO SUÁREZ
Artista Plástico

Bs. As, (1937- 2006); su padre, médico y aficionado en la pintura, su madre, pianista. Abandona sus estudios en la Facultad de Agronomía de Buenos Aires, Practicó y realizó peleas como boxeador amateur.
Asistió al taller de los artistas Raquel Forner y Alfredo Bigatti, iniciándose en la pintura informalista.










"Los que comen del arte",pintura, patrimonio del MNBA de Neuquén. 


Se interesa por la Pintura y Escultura; es alentado y apoyado por artistas como, Alberto Greco, Germaine Derbecq y Antonio Berni, de este último llegó a ser su ayudante.
En 1961 realiza su primera exposición individual en la galería “Lirolay” siendo presentado por Alberto Greco.





“La Terraza”, 1983. Acrílico s/ tela, 236,5 cm. x 177,5 cm. M.Nacional Bs. As.

Es uno de los artistas protagonistas de la vanguardia artística de los años sesenta; desde su compromiso político, llegó a dejar durante un período su producción plástica volcándose a la causa social; que lo llevó a denunciar los hechos de su época a través de la representación artística.









"La Menesunda", obra reconstruida en el 2016.

En mayo de 1965 colabora con sus pares Marta Minujín y Rubén Santantonín en una Ambientación: “La Menesunda, para ser exhibida en el “Centro de Artes Visuales del Instituto Torcuato Di Tella”, ubicado en las calles Florida y Paraguay.

Ideada a modo de experiencia multisensorial interactiva con el público para experimentar múltiples situaciones sensoriales.
Uno de espacios del recorrido representaba una enorme cabeza de mujer realizada en poliéster y lana de vidrio por Suárez.
Obra que se convirtió en un emblema histórico de las Artes Visuales.
En el 2016 esta muestra se reconstruyó en el “Museo de Arte Moderno”, San Juan 350, Bs. As.; buscando reproducir con fidelidad los espacios, objetos y materiales como así la ropa y maquillaje de los personajes a la época de los ´60.





Entre 1964 y 1966 junto a Marta Minujín y Rubén Santantonín y otros artistas realizan en la “Galería Guernica” un “happening”; “Un día de nuestras vidas”.
En 1965 obtiene una beca, a los Estados Unidos; participando de una muestra colectiva itinerante curada por Thomas Messer, iniciando en el “Museo de B. Artes de Caracas” y finalizada en el “Guggenheim” de Nueva York.
Las obras de este período son desnudos de grotesca sensualidad como una serie de sus Muñecas bravas de grandes pechos exhibidas en galería “Lirolay” en 1964.







Atraído por la tradición y lenguajes del arte popular; estudia a los artistas Alfredo Gramajo Gutiérrez, Juan de Dios Mena, Luis J. Medrano y acentuadamente a Florencio Molina Campos.
Suárez construyó una obra de imagen Popular y Nacional basada en su conocimiento del entorno y de sus usos y costumbres. Interesado en un Arte cerca de la gente y para el pueblo: “Un Arte para todos”.
Estableció un fuerte nexo entre su actividad artística y la realidad política y social de su país. 




En 1968, se unió y participó del movimiento “Tucumán Arde”, junto a un grupo de artistas rosarinos y porteños. Fue una activa acción política revolucionaria, que ponía al desnudo, marcadas indiferencias sociales.
Muchos artistas, tras el ”Golpe Militar” y la censura de 1976, abandonaron las expresiones artísticas retornaron luego de varios años de silencio.
Suárez, durante la dictadura militar se refugió en la serie de paisajes campestres que lo devolvieron a la Pintura.
Representan una serie de pinturas en escenarios románticos, con tendencia hacia el arte metafísico, de espacios desolados, se aparta de la representación puramente realista.





Tras este período continúa con una temática realista cotidiana, poblada de macetas con malvones, de baldes solitarios y de paisajes humildes; en cierto modo homenajeando a sus admirados, Gramajo Gutiérrez y Lacamera.
Es un Arte simple y accesible, de fácil lectura y rápida comunicación











Durante 1980 aparece con una figuración de potencia expresiva, que ya la había llevado a cabo a finales de 1960

En 1983, Suárez preparaba una muestra individual en la galería “Alberto Elía”, a raíz de la censura debe levantar su obra, logrando burlarse la trasladó a la galería “El Círculo”. de Buenos Aires.












Una de sus etapas escultóricas toma un estereotipo de seres dolientes, desnudos e indefensos, casi desnutridos; sometidos al castigo, golpeados. Un rostro que parece repetirse en diferentes acciones.
Las distintas obras parecen valerse del mismo personaje, con modificaciones de las situaciones y expresiones según el tema que aborda; todos unidos por las carencias y separados por distintos temores.









Sus criaturas están tensas, desnudas ante el mundo con la desnudez de la inocencia desprotegida, ocultándose de no comprender lo que sucede a su alrededor. 

Exacerba la expresión, en cada parte de la figura, la mirada, los gestos faciales, las diferentes posiciones del cuerpo derrotado, de las manos implorando, pidiendo, defendiendo alguna acciónesperanzadora.









Los nombres cada una de las obras profundizan el sentimiento, como “Monumento al mendigo” ó “Sopa de pobre”, para citar algunas.
Recibió Premio Konex 1992, por Nuevas Propuestas.
En el año 2002, el Premio Konex de Platino, en Escultura: Quinquenio 1997 - 2001
Nuevamente el Premio Konex 2012 (Post Mortem), en Escultura y Objeto: Quinquenio 2002 - 2006


"En vez de pintar apasionadamente, hay que pintar la pasión". P. Suarez


   *Artículo: Prof. Arnoldo Gualino



                         GALERÍA DE OBRAS de PABLO SUÁREZ 

















































martes, 1 de mayo de 2018

CARLOS GATTI


GATTI, CARLOS

Artista Plástico

Carlos Gatti, Rosario (1939, abril 2018).
Desde 1962 a 1966 concurrió al taller del pintor Juan Grela, donde realizó estudios, fundamentalmente de Pintura.

Estudió en Escuela Industrial Superior de Rosario.
Desarrolló además estudios en ciencias, doctorándose en Bioquímica en Universidad Nacional del Litoral y trabajo como Profesor Titular dedicación exclusiva docente e investigador en la Universidad Nacional de Rosario.
















*"Botellas", pintura, 1887

Desde 1964 llevó a cabo regularmente exposiciones individuales o compartidas en Rosario, Santa Fe, Buenos Aires y Granada (España).
Además de la Pintura  realizó, dibujos, cuadro-objeto, objetos, estructuras primarias e instalaciones.
Participó en numerosas exposiciones colectivas en distintas ciudades del país (Rosario, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Paraná, Mar del Plata, etc.), en Pisa (Italia) y París (Francia).








*"Tazas colgadas", pintura

Formación con Juan Grela
“Mi principal aprendizaje formal en el campo de la plástica lo realicé en el Taller que el maestro Juan Grela por entonces en Bv. Rondeau casi esquina Independencia (actual Vila), en el barrio Alberdi de Rosario.

Grela ofrecía la oportunidad de una formación integral. A la completa gama de lecciones y ejercicios se agregaban discusiones, análisis de reproducciones y lectura de textos de su extensa biblioteca, análisis de obras en Museos, visitas a maestros locales, exposiciones colectivas en primer término y finalmente individuales en la galería El Taller, especialmente dispuesta para ello.






*"Tazas azules", pintura

Formación con Juan Grela

“Mi principal aprendizaje formal en el campo de la plástica lo realicé en el Taller que el maestro Juan Grela por entonces en Bv. Rondeau casi esquina Independencia (actual Vila), en el barrio Alberdi de Rosario.
Grela ofrecía la oportunidad de una formación integral. 
En 1966, participa de una muestra colectiva  “Artistas jóvenes de Rosario” en "Galería Proar" de Buenos Aires.

Ese mismo año una Instalación individual:“La jaula”, en Galería Carrillo de Rosario.

        



*"El Amor en las plazas secas", pintura 45 48 Cm, año 1987

A la completa gama de lecciones y ejercicios se agregaban discusiones, análisis de reproducciones y lectura de textos de su extensa biblioteca, análisis de obras en Museos, visitas a maestros locales, exposiciones colectivas en primer término.
Y finalmente individuales en la galería “El Taller”, especialmente dispuesta para ello.








*"Atardecer en la plaza", pintura. 

Estas muestras incluían catálogos con grabados de otros alumnos, y se designaba también a alguien que debía comentar la muestra, con una discusión general final. No faltaba, por supuesto, el “vernissage” de rigor en las inauguraciones”.- C. Gatti.






*"El amor en la plaza seca bajo el reloj", pintura. 0,45 x 0,48; año 1987.

Analizando la obra de Carlos Gatti
Insertado en una activa generación plástica vanguardista en Rosario, que había sido formada y participaba de los mismos talleres, espacios de reuniones, exposiciones y salones, muchos vinculados a la acción de la agrupación “Tucumán Arde”.
En simultaneidad los artistas de Buenos Aires muchos relacionados con los de Rosario, expresaban sus experiencias en las muestras del “Salón Di Tella”.





*"Camino rural". Pintura, 1992. 

La tiranía militar, que padeció nuestro país por entonces, comenzó a expandir el miedo y temor a través del control, y la censura impidiendo la libre expresión de algunos artistas cuyas obras priorizaban el compromiso con una temática, político-social.

Un amplio sector de la plástica del país tras ciertos replanteos respecto a la restricción e imposibilidad de producir obras con lenguajes cuestionados, llegó a la conclusión que de este modo la producción carecía de sentido y valor; dejando por varios años de lado el quehacer plástico.- Arnoldo Gualino





*"Campo Alambrado", Pintura, 1995.

Aspectos de su Obra

“Comencé a exponer en la década de los 60’. Los años 60’, como es bien sabido, se caracterizaron por una efervescencia evolutiva que nos llevó, a algunos de los alumnos del Taller de Grela, a experimentar con las propuestas de los diversos “ismos” que se sucedieron en la segunda mitad del siglo XX.
Pasamos así de la pintura abstracta, cuadros de grandes dimensiones con aplicaciones de collage y pintura industrial, a los cuadros-objeto en los que se invadía parcialmente la tercera dimensión, a los objetos y a otras estructuras ya definidamente tridimensionales a las que se adjudicó la denominación de “estructuras primarias” según el modelo del “minimal- art”, pero que en realidad hoy día serían, en muchos casos, muy probablemente identificadas como “instalaciones”.





*"Aires rurales", pintura 100 x 0,80, año 1996.

Los pasos siguientes fueron las obras de acción como los happenings, que derivaron finalmente en obras de fuerte contenido político de las que “Tucumán Arde” constituyó el paradigma.

En este período produje obras de los distintos tipos (a excepción de las de acción) que en su mayor parte fueron destruidas, quizás como consecuencia de haber arribado, al final del mismo, al cuestionamiento de la validez del arte tal como lo conocíamos, en lo que se llamó “La muerte de la Pintura”, referida esencialmente a la pintura de caballete.





*Soledad de los campos", Pintura 1997

Después de la “muerte” de la pintura a fines de los ’60, mi necesidad de expresarme gráficamente me llevó a intentar una serie de obras que pretendían tener un cierto contenido crítico.
El medio elegido para realizarlas fue entonces un medio alejado del material convencionalmente usado en la pintura “de caballete”: el esmalte sintético.
La figuración utilizada era de corte historietístico y los formatos y diseños cercanos al póster publicitario.






*"Llegarán las mansas lluvias". Tela cosida, 1997.

Se pintaron con una intención de transmitir al espectador un mensaje de crítica social totalmente explícito, de carácter panfletario.
Fueron expuestas en muy escasas ocasiones. Luego de un tímido regreso a la pintura al óleo a principio de los años ’80, el trabajo con naturalezas muertas de corte clásico me llevó a un interés por pintar objetos, especialmente de vidrio, con sus atrayentes transparencias y sombras, en tamaños grandes y enfoques no tradicionales. 





*"Montecito otoñal", pintura, 1999

Una muestra de estas obras fue comentada por Rubén de la Colina.
Como una suerte de “objetos urbanos”, las “plazas secas” atraen también mi atención por su atmósfera metafísica, con presencia de monumentos y ocultos amantes, pequeña serie esta que denominé “El amor en las plazas secas”.
Durante este período cambié el óleo por la pintura acrílica, que usaría en adelante”. 






*"Campos verdes, pintura, 1997

Gatti, habla de Gatti
“En los últimos años mi forma de trabajar fue aplicada a lo que comenzó como un intento de pasar, después de haber tocado el tema del paisaje, a lo que podríamos llamar un “paisaje urbano”.
Resultó un “paisaje” de relaciones establecidas a través de miradas entre personajes, incluido el espectador, y de relaciones entre espacios interiores y exteriores (¿físicos, psicológicos?...), donde aparecen temas como la seguridad, el encierro, la intimidad y un aire de deterioro generalizado que se me aparece como una referencia al aquí y ahora que vivimos.




*Invocación a la lluvia, pintura, 1995

Por ello, una muestra de estos trabajos en el 2000 se llamó “El juego de las miradas”, comentada también por Rafael Sendra en el catálogo de la muestra.
El trabajo de estas obras es también marcadamente artesanal.
Se trata de obras que no admiten marco en la mayor parte de los casos, con inclusiones de trozos de molduras y retos de madera, tallado del soporte de “fibro-fácil” en algunos casos, y utilización de pintura acrílica”.- Carlos Gatti.






*"El amor en las plazas secas a la luz de la Luna", pintura sintética, 0,62x85Cm.

Período de inactividad Plástica
En este texto, Gatti, manifiesta tras un período de silencio el retorno a la actividad.
       “Luego de un tímido regreso a la pintura al óleo a principio de los años 80’, el trabajo con naturalezas muertas de corte clásico me llevó a un interés por pintar objetos, especialmente de vidrio, con sus atrayentes transparencias y sombras, en tamaños grandes y enfoques no tradicionales.. .Como una suerte de “objetos urbanos”, las plazas secas atraen también mi atención por su atmósfera metafísica, con presencia de monumentos y ocultos amantes, pequeña serie esta que denominé “El amor en las plazas secas”. 
Durante este período cambié el óleo por la pintura acrílica, que usaría en adelante.” Carlos Gatti (Publicado en el libro “Respira, es Arte”; sobre los artistas rosarinos, año 2011, por Diana Terán).





*"La Fuente"; pintura

Las pinturas del período 1990-1999 se deben a un interés en reflejar el paisaje local (el río, la pampa húmeda...) a través de un lenguaje plástico personal, elaborado en esta etapa.
En el aspecto material incluyeron el collage y, sobre todo, telas cosidas y maderas pegadas, trabajadas de diferentes formas, para satisfacer una necesidad de construcción y trabajo manual, diríamos artesanal.
La serie: “Sobre cielos, tierras y aguas” de este período, de 1997, mereció un comentario en el Diario “Rosario 12” del 01/07/1997, redactado por Rafael Sendra.
Una muestra similar realizada en Santa Fe fue comentada en el Diario “Opinión” del 21/08/1998 por Domingo Sahda.




*"Indiferente", 100x100, 1998, Pintura y collage

Paisajes urbanos – Paisajes rurales – Plazas secas
Del 14 de Agosto al 28 de Septiembre de 2015 Gatti lleva a cabo una muestra retrospectiva titulada: “Vigencia del Realismo”.
La curaduría la llevó a cabo el Arquitecto e Historiador Rafael Sendra.
Al conjunto de obras se los agrupó según su temática y tratamiento en tres series: “Paisajes urbanos”, surgido en 1999 “Paisajes rurales” a mediados de 1990 y “Plazas secas”, a comienzos de haber finalizado la dictadura.
La obra de Gatti es una temática de compromiso con la realidad político-social nacional y del Mundo.
Aplica una solución técnica muy personal incorpora a la obra pictórica, elementos collage que otorgan una dimensión más realista materia-espacial.
Personajes solitarios semiocultos desde ventanas, desconfiados observan, el exterior. Las plazas secas, (construcciones de invención europea y absurda en nuestras latitudes por la rapidez que crecen los árboles), un rincón al que para Gatti lo utiliza por su significado; del vacío artificioso, frialdad geométrica del cemento y de la ausencia del pasto.
La resultante adquiere un carácter de pinturas metafísicas.






 *"La tierra como una herida", 100 x 0,75Cm. acrílico y collage.

“Los campos” según C. Gatti
De un lado el río, del otro los campos. Encima el cielo. Esa sería una somera descripción de “mi” paisaje.
El tema de los campos apareció en mi pintura casi simultáneamente con el del río.
Campos de la pampa húmeda, verdes de soja, amarillos de trigo, y arriba el cielo. ¿Cómo llevar este referente del paisaje local a la pintura?
Al igual que con el río, busqué un camino propio en la amplitud de posibilidades que el arte del siglo XX propone.
Utilicé entonces collages de distintos tipos (papeles, telas, maderas…), texturas táctiles y visuales, pintura aplicada de diversas maneras, etc.




 *"Intimidad amenazada", 100 x 100 Cm., año 1999

En ocasión de realizar en 1997 una muestra individual en la “Galería Arte Privado” de Rosario que denominó: “Sobre cielos, tierras y aguas”, Rafael Sendra, (docente universitario e investigador de historia del arte, especialmente del arte de Rosario, miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte), escribió para el catálogo apreciaciones como las siguientes:
”Son aspectos relevantes de la reflexión del artista, que le permiten conducir a través del tiempo y del espacio su básico interés por realizar una obra que canta la región y su gente -tomada como referente- y mostrarla desde la construcción imaginaria de su subjetividad.
De allí que Carlos Gatti diga que sus obras “…son el resultado de un lento proceso que comienza por una idea que tiene un alto grado de indefinición”.
La materia prima de sus “pinturas” está en un yacimiento cuya constante es la modificación y el caos; allí comienza, como un embrión, a desarrollarse la idea generadora.
A este principio le sigue una tarea artesanal que consiste en poner al imaginario una materialidad portante, elegir un plano de descarga -tela, chapadur, madera, cartones, texturas y colores, combinados- fijar los límites espaciales -tradicionales en “cuadro”, multiplicidad, agregación, desprendimientos, individual o en serie- con un trabajo manual de carpintero y tapicero.”




*"El visitante", 1999

Ha integrado jurados de salones de pintura y ha realizado otras actividades como charlas, visitas guiadas, presentaciones de muestras, etc. vinculadas a tareas de investigación y difusión, especialmente sobre pintura rosarina.
Han comentado críticamente su obra en distintos períodos Horacio Correa, Rubén de la Colina, Fernando Farina, Domingo Sahda, en especial Rafael Sendra y Beatriz Vignoli.
Se lo menciona en libros tales como “Cronología del Arte en Rosario” de Isidoro Slullitel, “Panorama de la Pintura Argentina Contemporánea” de Aldo Pellegrini, “La nueva pintura y la escultura en Argentina” de Romualdo Brughetti, “Arte, vanguardia y política en los años ‘60. 
Conversaciones con Juan Pablo Renzi” de Guillermo Fantoni e “Isidoro Slullitel. Entre la tradición y la vanguardia” de Rafael Sendra.
Participa con reproducción de una obra y texto en el libro bilingüe “Respira! es arte” (Respire! c’est l’art)” de Diana Terán, con pintores, escultores, fotógrafos y poetas, especialmente rosarinos.
Es coautor junto con el poeta Alejandro Pidello del libro “El misterio dividual” editado por Oroñópolis Editora (2016), libro que conjuga imágenes de sus cuadros intervenidas por AP quien incorpora diversos textos de su autoría creando así una entidad dividual según lo definido por Gilles Deleuze.
Poseen obras suyas el “Museo de Bellas Artes Juan B. Castagnino” de Rosario, “Amigos del Arte” de Rosario, la “Universidad Nacional de Rosario”, el “Museo del Dibujo y el Grabado “Guaman Poma” de Concepción del Uruguay, Entre Ríos; “Colección Slullitel” y otras colecciones particulares.


                               GALERÍA DE OBRAS de C. Gatti

                   * "Extramuros", acrílico-collage 80 x 90 Cm, año 1966


                 *"El ojo del amo" 100 x 100 Cm. Collage con telas.


                                    *"Restobar", Pintura-collage, año 1999


                       * "Reconstrucción del Ángel", pintura, año 2008.


                       *"Caída del Ángel", pintura, año 2008

           
                       *"Rompecabezas", pintura-collage, año 2009


                                *"Rompecabezas", pintura-collage, año 2009


Investigación y textos: Prof. Arnoldo Gualino