jueves, 29 de enero de 2015

SANTIAGO MINTURN ZERVA. Pintor y Grabador .




SANTIAGO MINTURN ZERVA                      
Grabador y Pintor

Nacido en Rosario, Argentina, el 21 de Noviembre de 1895; hijo de padre norteamericano y madre griega, vivió siempre en la zona de Pichincha, próximo a la Estación de trenes "Rosario Norte", a los embarcaderos con silos, galpones ferroviarios, este entorno geográfico proporcionaría una parte temática para su obra.

Minturn bohemio en rebeldía no con el oficio sino con la sociedad, el vivir con lo necesario, sentir y expresarlo como un modo y un medio de vida, llegó por el camino del autodidacta. Xilografía. 






Carbonilla y pastel, año 1013, realizada a los 17 años 


Según opinión del pintor Juan Grela:Minturn seguramente había concurrido algún maestro tal vez anterior a Fernando Gaspary” (1878-1954).

Otros artistas académicos que impartían clases en sus talleres por entonces eran: Eugenio Fornells (1882-1961). Y los más antiguos: Salvador Zaino (1858 – 1942), Ferruccio Pagni (1866 – 1935); Mateo Casella (1896 – 1968); Dante Verati.









Retrato de M. Zerva realizado por César Augusto Caggiano, Carbonilla. año 1912

Perteneció a la generación idealista rosarina, de pintores, escultores, escritores y anarquistas como para citar algunos: Gustavo Cochet, Heminio Blotta, César Caggiano, José Gerbino, Manuel Musto, Augusto Schiavoni, Alfredo Guido, Antonio Palau, Augusto Olivé, Luís Ouvrard, los hermanos Paino, Félix Pascual, Alberto Pedrotti, Carlos Sócrates, Oscar Soldati, Domingo Garrone, Mario Bertolano, Leonidas Gambartes, Julio Vanzo.











El ensayo y la curiosidad proporcionaron su propia academia, un oficio practicado con placer al servicio de la expresión. Recibió lecciones de Gustavo Cochet.

Según opinaba Grela: Minturn Zerva habría tenido algún maestro de los que había en Rosario,  incluso anterior a Fernando Gaspary (1877-1954).






A través del artista Gustavo Cochet sumó a sus conocimientos el oficio de xilógrafo, sustituyendo las gubias por buriles, de este modo logró una expresión más sutil de líneas delgadas y suaves.
Amigo y visitante de los integrantes de la “Mutualidad de Estudiantes y Artistas Plásticos”, institución creada a comienzos del ´30 y conducida por Antonio Berni, recién llegado de su beca en Europa.





En el año 1932, es invitado por Emilio Petorutti para exponer en Buenos Aires, junto a Gustavo Cochet y Alberto Pedrotti.
Cuando enfermó Juan Berlengieri, la cátedra de Grabado de la “Mutualidad” quedó desierta; Minturn rechazó el ofrecimiento por desacordar con la práctica del arte politizado, además tenía al igual que Gustavo Cochet, simpatía por el Anarquismo.




Retrato de Lola Rodríguez, pintado al óleo por Gustavo Cochet.

Su esposa Lola Rodríguez, (17-11-1898 / 22-11-1968), era hermana del poeta y periodista Abel Rodríguez.
En 1944, obtiene en el “V Salón Anual de Artistas Rosarinos”, medalla de oro por el Jockey Club en pintura, meses después como gesto de rebeldía desinteresado por los laureles, blanqueó la obra premiada pintando otra encima.
Junto a Ricardo Warecki, Ilustró con xilografías, el libro “La barranca y el río”, del escritor rosarino, Abel Rodríguez (1893-1961): autor del libro: "La Barranca y el río" año 1944; premiado por la Municipalidad de Buenos Aires.




En 1943, es elegido de “Jurado de Valor”, para evaluar las donaciones de particulares a la Dirección Municipal de Cultura, junto a los artistas: Julio Vanzo  y Anselmo Pícoli.

Al finalizar los años 1940, las relaciones del peronismo con las artes no fueron fáciles, existían el control y las restricciones; los artistas disgregados de la “Agrupación de Plásticos Independientes” con la finalidad de crear una agrupación que identifique esta región geográfica, comenzaron a reunirse en el bar “Villamil”, de esquina Salta y calle Ricchieri.





Minturn fue miembro fundador del recién creado “Grupo Litoral”; su protagonismo representó los primeros años de la agrupación.
Constituyó el más destacado de los grupos fuera del ámbito de Rosario, el que mejor reflejó el nuevo sentido de la plástica local y lo hizo conocer afuera, con intensidad y continuidad de exposiciones, ejerciendo una influencia significante  para la plástica.






En 1949 participa en la primera exposición del “Grupo Litoral” (con: Alberto Pedrotti, Ricardo Warecki, Carlos Uriarte, Leonidas Gambartes, Oscar Herrero Miranda, Hugo Ottman, Juan Grela, Francisco García Carrera, Domingo Garrone y Manuel Gutiérrez Almada).









La primera muestra se realiza en 1949 en galería “Renom”, calle Córdoba 916, luego otra en “La Hebraica”, con los mismos integrantes, Zerva presenta los mismos trabajos al igual que Ricardo Sívori quedando por reglamento fuera del grupo.
Se publicaron varias carpetas individuales y colectivas ilustrando su obra.





En el año 1996, con la obra completa de grabados y documentos que había investigado sobre vida y obra de Minturn Zerva; junto a la valiosa ayuda de dos colegas: Rodolfo Elizalde y Emilio Ghilioni, se publica un libro, impreso por la Universidad de Rosario.
Obras de su autoría en museos del país y “Museo de Bellas Artes Juan B.  Castagnino” de Rosario.
Falleció en Rosario el 12 de Junio de 1964.









Obra

Temática intimista, refleja diferentes zonas de Rosario: portuaria, ferroviaria, los barrios y suburbios, de sus vacaciones: el campo, arroyos y paisajes de Córdoba, logrados con una técnica minuciosa, alta síntesis del color y una constante; la poética de un espacio silencioso.









Esta pintura al óleo s/cartón, medidas apróximadas 0,20x0.30Cm.; se entravió entre el 2011-2012

Incursiona además de la pintura, en la xilografía, demostrando una capacidad expresiva y técnica, en esta disciplina está dentro de los pioneros rosarinos, con los mismos temas pictóricos aborda el grabado, sustituye la gubia por el buril obteniendo líneas más finas, mayores definiciones del dibujo y sutilezas en el claroscuro.




No buscó lo folklórico, ni lo pintoresco, lo aborigen ni lo legendario, tampoco la ciudad cosmopolita, sino el pueblo de nuestra campaña, el aledaño y todo lo que por su tipificación se consubstancie como símbolo de nuestro ser esencial.
Tuvo la capacidad de encontrar temas sensibles en lo cotidiano.









En casi toda su producción, los espacios raras veces están ocupados por la figura humana. 
Se afirma la presencia de los objetos.
Construyó una obra espiritual y realista sin caer en el formalismo. Transformó la realidad en un poético silencio de significaciones y misterios. Silencio no significa vacío. Podemos decir cosas en silencio.






El tiempo y el espacio son elementos activos indisolubles, tensionados por la inmovilidad y la ausencia de personas. 

Acortan la distancia de la obra con el observador y la proximidad del tema con la vida y lo cotidiano.
Las tendencias que parten del hombre y su mundo, del objeto y su represtación, también registran conflictos.









Originada en una línea clásica, basada en el dominio y la exigencia del oficio, superó la realidad basándose en ella, fue de lo general a lo particular, no como un esquema de reducción sino de necesidades; conforme al método experimental de Leonardo: Que todo haya pasado antes por el control de los sentidos y la razón.






La obra esta definida por un número de elementos simples que se encuentran en estado de su máxima desnudez: la energía del objeto, de la técnica y del tema.
La vitalización de su línea, ya concede la expresión.
El repertorio temático es amplio y variado responderá a espacios y momentos que el artista se ha  familiarizado, apropiándose de los aspectos cotidianos de una cultura de mitología popular.








Temas
- Del entorno Urbanístico: Espacios ferro-portuario, calles de barrio, paisajes de la periferia, caseríos, rancherías, temas intimistas, patios, interiores de vivienda.

- Escenas rurales: Motivos de Funes y Roldán: sembrados, molinos, arboledas, caminos.
- Paisajes serranos: Arroyos, puentes, vegetación, montañas.
- Naturalezas muertas.




Casa donde vivió el artista, Brown 2437 de Rosario.

El pintor Juan Grela, 14 años después de su muerte lo definía así:   “…de un oficio instintivo que nos hace sentir la  poesía del silencio misterioso que la naturaleza tiene; contemplo estos grabados y siento: “El espacio del silencio a través de un poeta del silencio”.-






                                    


Autorretrato. Xilografía cortada por el autor para utilizar la madera del reverso para realizar otro grabado.

"...Era especialmente un sentimental, un romántico a lo criollo, un gran solitario, tomaba las cajas de pinturas y se alejaba a los confines de la ciudad: le bastaban algunos árboles, alguna casa de chacra solitaria con sus parvas de pasto, su molino de viento, los alambrados, caminos y amplios cielos.
Se diría que solo acudía a ellos como pretexto para establecer los primeros planos,  pues lo que le interesaba al artista, era hacer sentir la  lejanía  y profundidad de los inmensos campos que a veces se transformaban en nuestros pensamientos, en verdaderos océanos….       
                                                                 Gustavo Cochet 1976.












 FOTO HOMENAJE A SANTIAGO MINTURN ZERVA
(Aprox. 1968) – Foto enviada por Luís Blotta Stengel
Lugar: Hall de entrada del “Círculo Médico” de Rosario en la mansión de la esquina de Santa Fe e Italia.
El escultor L. Blotta, donó para el Homenaje a M. Zerva; una placa de bronce con el rostro del artista.

2- Zulema Cochet (Nuera de G. Cochet)
3- Claudio Cochet (Nieto de G. Cochet, fallecido joven en accidente)
5- Alberto Pedrotti (Pintor)
6- Miguela de Sanctis (Esposa de Laureano Rodríguez, mi abuela paterna)
7- Lola Rodríguez (Esposa de Santiago Minturn Zerva)
8- Alba Rodríguez de Sanctis (Hija de Laureano Rodríguez y Miguela R. de     Sanctis)
9- Omar Minturn Zerva (Hijo de M. Zerva y Lola Rodríguez)
10- Rosa Amavet
11- Dr. De Grucci (Médico Radiólogo)
12- Miriam Amavet
13- Herminio Blotta (Escultor)
15- Isidoro Slullitel (Médico y Coleccionista de Arte)
16- Jacinto Castillo (Pintor)
17- Gustavo Cochet (Pintor y Grabador)
20- Rosa Siegerman (Titular Galería de Arte “Raquel Real”)
23- Laureano Manuel Rodríguez (Hermano del escritor Abel Rodríguez)
19- Luis Cándido Carballo (Ex-Intendente de Rosario)

Investigación: Prof./Lic. Arnoldo Gualino
  Colección de Obras: Arnoldo Gualino

jueves, 22 de enero de 2015

STEPHEN ROBERT KOEKKOEK. Pintor Inglés en Argentina



STEPHEN ROBERT KOEKKOEK 

Pintor Inglés en Argentina

Nació en Londres, el 15 de octubre de 1887 en Londres, Inglaterra.
Su padre Hermanus Junior Koek Koek; también pintor holandés, firmaba sus obras con el seudónimo J. Van Couver y se había radicado desde 1869 en Londres.





Con una generación de antepasados de artistas holandeses de los países bajos; destacándose dieciséis pintores destacados, de la escuela Holandesa.

De muy joven sabía pintar con su tío Jan Koekkoek, quien influyó en él con su manejo pincelada suelta.
No se registra que haya estudiado formalmente pintura, aunque sí contaba con la experiencia proveniente de una familia de artistas de reconocimiento.




Stephen hasta los 21 años vivió en Inglaterra y Holanda, con la muerte de su padre, vende todos sus bienes e inicia un viaje por el Mundo recorre el continente americano desde Canadá hasta Tierra del Fuego.

En 1910, llega con su familia a Lima viviendo un tiempo. Trabaja en Bolivia en una mina de estaño; luego viajan a Chile pasando unos años, enseñaba inglés para vivir; recorre el sur y la Patagonia Argentina.




Llega a la ciudad de Mendoza, traba amistad con el pintor Roberto Azzoni; se casa su hermana Nella Azzoni.
En Mendoza desarrolló gran parte de su obra, inspirados en su paisaje; luego expuso en el país así como en Chile, Perú, Brasil, Uruguay y Nueva York, obteniendo gran en crítica y ventas.
La familia tuvo un hijo, viajaron a Buenos Aires, el matrimonio tuvo un pronto fin, con los años su hijo Bernardo Winkfield, fue contador del Club Hípico.






En 1918 vivía en Banfield compartirá un cuarto con el poeta y periodista colombiano Jorge Escobar Uribe (Claudio de Alas), 1886-1919; quien se suicida, convirtiéndose este en un hecho crucial para la vida de Stephen, quien entra en una profunda depresión; volcándose a la bebida y al consumo de cocaína.

Por entonces su pintura tenía un acento impresionista, este hecho produce una modificación, hacia el expresionismo con gruesas pinceladas cargadas de materia.








En 1919, lleva a cabo una muestra pictórica en la Cooperativa Artística; el crítico del diario “La Nación” Julio Navarro Monzó, le hizo una nota a su favor.

Buenos Aires es un buen mercado para el arte, realiza una muestra en la Galería Witcomb; el artista llegó a ganar buen dinero y vivir en condiciones de dandy, del mismo modo de obtener lo gastaba; era un romántico y bohemio a su manera.



Alquila un chalet en Banfield, luego se muda al centro a un atelier en la planta alta de calle Florida; espacio que comparte con un conocido fotógrafo, pintor y escultor de apellido Zuretti.

Viaja constantemente a Chile, realiza una muestra importante en Bahía Blanca, otra en Montevideo.
Expone en Perú y Estados Unidos, regresa a Buenos Aires con mucho dinero; compra un departamento de la Avda. Córdoba 850.




Recorre distintas ciudades deambulando en pensiones y hoteles  y restaurantes pagando con sus cuadros.
Se hospedaba en el “Hotel Savoy” de Buenos Aires, después partió a Chile.
El Estado argentino en 1925 paga buen dinero por una de sus obras para regalarle al Príncipe de Gales.






Conoció y tuvo amistad con el pintor de la Boca Quinquela Martín.

Su interés por la carrera de caballos, lo llevaba a trabajar intensamente para mantener su vicio, vendiendo su obra a bajo precio. Se hizo común que dejara estas obras para cubrir los gastos de su estadía.

Debe bajar sus pretensiones, se muda del costoso centro de Buenos Aires al barrio de Once y después a Constitución.








En 1926, es detenido por la policía en la “Plaza Lavalle”, está borracho y drogado con morfina; muy próximo a la demencia, en 1926 estuvo internado tres meses, en el “Hospicio de la Merced”, actual “Hospital neuropsiquiátrico Borda”.

Su amigo y marchand Orero, se entera, lo visita y logra una autorización para que lo dejen pintar durante su internación.
Los doctores que lo atienden compran sus obras. Koek Koek tiene delirios megalómanos y creyendo que es Napoleón, otorgando distintos cargos militares a los enfermeros y doctores.





La mayor parte de las obras de ese período, después de la internación, las realiza sobre tablas y tablones arrancados de los muebles y puertas de las distintas pensiones.

En 1927, su amigo Estanislao De Urraza, le organiza una exposición en La Plata.
Viajó a Uruguay, expuso en Lima, en Río de Janeiro. También en destinas provincias de la Argentina.






Deambulaba por hoteles y pensiones, sin dejar nunca de pintar, tuvo una obra muy prolifera que la realizaba en escasas horas.

Luego de exponer en Bahía Blanca; en 1933, pasará un en la ciudad de Rosario. Emprende numerosas actividades y comienza a escribir una obra de teatro que queda inconclusa.








En 1934 viaja a Montevideo, y de allí a Chile; el 20 de diciembre de 1934 muere en la pieza de hotel. en una habitación de hotel en Santiago de Chile.

El entonces presidente de Chile, Arturo Alessandri Palma su amigo, organizó su funeral.
Los médicos diagnostican un paro cardíaco, producto de una mezcla de alcohol con barbitúricos. Vivió casi 20 años en Argentina.







Su persona
Era un hombre distinguido, fino, tímido; no le gustaba hacerse ver; de mediana estatura, robusto, de ojos saltones. Un temperamento altamente enérgico, nervioso y con mal humor.

Era natural en aquella época, considerar a los artistas por sus modos y costumbres de seres bohemios y exóticos
Tenía una apariencia de ser y vestir sorprendente; excéntrico modo de caminar por calle Florida; siempre vestidos con traje inglés, chaleco, sombrero Stetson y bastón de caña de malaca con empuñadura de malaquita; fumaba los grandes habanos Eduardo VII.
Bebía en exceso jerez, al gin y a todo el alcohol que mezclaba con un toque de salsa inglesa. Consumía cocaína y la morfina.
Una personalidad incansable, su vida tempestuosa y trágica, mezclados con largas jornadas de trabajo, debió realizar  regularmente tratamientos e internaciones en instituciones Psiquiátricas.






Obra
Fue un pintor extremadamente popular y de reconocimiento en Argentina y Chile, realizando cincuenta muestras con más de tres mil obras; todas de gran éxito y muchas ventas.







Llevó a cabo una prolífera y numerosa producción, próxima a las 10.000 obras, solo realizó pinturas.

No pintaba al aire libre, sino en su taller o pensión, sin bocetos previos ni frente al modelo, utilizando su memoria.
Pintaba con mucha intensidad hasta tres obras por día, exigido para pagar alquiler y vicios. Admirador de Van Gogh, Goya y Sorolla. 





En la primera época los trabajos son de espontaneidad y características del post-impresionismo.

En 1919, luego  del suicidio de un colega Claudio de Alas, a quien había conocido años antes en Chile; quedó profundamente afectado, llegando a modificar su personalidad y modo de pintar.




Abandona la paleta atemperada, rica en matices grises con toques rojos y verdes armonizados; para llegar a una pintura que presenta contrastes cromáticos cada vez más violentos.

Su pintura comienza a ser espontánea, carece del dibujo previo y de retoques posteriores, capta el espíritu nacional de América del Sur.







Pone de manifiesto  y expresa sus pasiones a través de una temática barroca misteriosa y dramática de clima oscuro con una materia espesa de violentos claroscuros.

Los temas más recurrentes son religiosos; interiores de grandes dimensiones de iglesias oscuras, frailes cubiertos con telas y pliegues espesos, cardenales, procesiones iluminaciones nocturnas con grandes velas.





Las figuras de cardenales que recuerdan a los Bishops, (obispos) anglicanos que conoció en su Londres natal.

Otras temas que supo abordar fueron: playas, puertos, marinas, cabarets.

Su admiración por el Gral. José de San Martín, lo llevó a pintar una serie de pinturas que reflejan el cruce de los Andes del Gral. San Martín y aspectos del héroe en los últimos años de su vida.





Las obras están pintadas sobre todo lo que tenía a mano, los soportes son de naturaleza variada: lienzos, sábanas, o superficies rígidas como cajas de habanos, madera terciada de los placares y mobiliarios de las pensiones y hoteles; muchas pintadas directamente al óleo sin fondo observando los bordes serruchados para lograr de la superficie varios cuadros.
Indistintamente recurría plasmar sus obras pinceles o sus propios dedos.

“El hombre del destino:
Con soberbia y arrogancia,
mis pinceles magistrales
dejan huellas en el suelo,
de mis pasos inmortales”. Koekkoek

Artículo: Arnoldo Gualino
Fotos: Página Internet de: Esteban Ierardo / Andrés Manrique Colección, propiedad de la Familia Roulier, conocidos dueños de un Hotel en Constitución en Bs. As. el cual se hospedaba Stephen Robert." Lic. Soledad Armendáriz. Libro de Ignacio Gutiérrez Zaldivar. Ed. Atlántida 2009. Catálogos de muestras.