miércoles, 30 de mayo de 2018

PABLO SUÁREZ



PABLO SUÁREZ
Artista Plástico

Bs. As, (1937- 2006); su padre, médico y aficionado en la pintura, su madre, pianista. Abandona sus estudios en la Facultad de Agronomía de Buenos Aires, Practicó y realizó peleas como boxeador amateur.
Asistió al taller de los artistas Raquel Forner y Alfredo Bigatti, iniciándose en la pintura informalista.










"Los que comen del arte",pintura, patrimonio del MNBA de Neuquén. 


Se interesa por la Pintura y Escultura; es alentado y apoyado por artistas como, Alberto Greco, Germaine Derbecq y Antonio Berni, de este último llegó a ser su ayudante.
En 1961 realiza su primera exposición individual en la galería “Lirolay” siendo presentado por Alberto Greco.





“La Terraza”, 1983. Acrílico s/ tela, 236,5 cm. x 177,5 cm. M.Nacional Bs. As.

Es uno de los artistas protagonistas de la vanguardia artística de los años sesenta; desde su compromiso político, llegó a dejar durante un período su producción plástica volcándose a la causa social; que lo llevó a denunciar los hechos de su época a través de la representación artística.









"La Menesunda", obra reconstruida en el 2016.

En mayo de 1965 colabora con sus pares Marta Minujín y Rubén Santantonín en una Ambientación: “La Menesunda, para ser exhibida en el “Centro de Artes Visuales del Instituto Torcuato Di Tella”, ubicado en las calles Florida y Paraguay.

Ideada a modo de experiencia multisensorial interactiva con el público para experimentar múltiples situaciones sensoriales.
Uno de espacios del recorrido representaba una enorme cabeza de mujer realizada en poliéster y lana de vidrio por Suárez.
Obra que se convirtió en un emblema histórico de las Artes Visuales.
En el 2016 esta muestra se reconstruyó en el “Museo de Arte Moderno”, San Juan 350, Bs. As.; buscando reproducir con fidelidad los espacios, objetos y materiales como así la ropa y maquillaje de los personajes a la época de los ´60.





Entre 1964 y 1966 junto a Marta Minujín y Rubén Santantonín y otros artistas realizan en la “Galería Guernica” un “happening”; “Un día de nuestras vidas”.
En 1965 obtiene una beca, a los Estados Unidos; participando de una muestra colectiva itinerante curada por Thomas Messer, iniciando en el “Museo de B. Artes de Caracas” y finalizada en el “Guggenheim” de Nueva York.
Las obras de este período son desnudos de grotesca sensualidad como una serie de sus Muñecas bravas de grandes pechos exhibidas en galería “Lirolay” en 1964.







Atraído por la tradición y lenguajes del arte popular; estudia a los artistas Alfredo Gramajo Gutiérrez, Juan de Dios Mena, Luis J. Medrano y acentuadamente a Florencio Molina Campos.
Suárez construyó una obra de imagen Popular y Nacional basada en su conocimiento del entorno y de sus usos y costumbres. Interesado en un Arte cerca de la gente y para el pueblo: “Un Arte para todos”.
Estableció un fuerte nexo entre su actividad artística y la realidad política y social de su país. 




En 1968, se unió y participó del movimiento “Tucumán Arde”, junto a un grupo de artistas rosarinos y porteños. Fue una activa acción política revolucionaria, que ponía al desnudo, marcadas indiferencias sociales.
Muchos artistas, tras el ”Golpe Militar” y la censura de 1976, abandonaron las expresiones artísticas retornaron luego de varios años de silencio.
Suárez, durante la dictadura militar se refugió en la serie de paisajes campestres que lo devolvieron a la Pintura.
Representan una serie de pinturas en escenarios románticos, con tendencia hacia el arte metafísico, de espacios desolados, se aparta de la representación puramente realista.





Tras este período continúa con una temática realista cotidiana, poblada de macetas con malvones, de baldes solitarios y de paisajes humildes; en cierto modo homenajeando a sus admirados, Gramajo Gutiérrez y Lacamera.
Es un Arte simple y accesible, de fácil lectura y rápida comunicación











Durante 1980 aparece con una figuración de potencia expresiva, que ya la había llevado a cabo a finales de 1960

En 1983, Suárez preparaba una muestra individual en la galería “Alberto Elía”, a raíz de la censura debe levantar su obra, logrando burlarse la trasladó a la galería “El Círculo”. de Buenos Aires.












Una de sus etapas escultóricas toma un estereotipo de seres dolientes, desnudos e indefensos, casi desnutridos; sometidos al castigo, golpeados. Un rostro que parece repetirse en diferentes acciones.
Las distintas obras parecen valerse del mismo personaje, con modificaciones de las situaciones y expresiones según el tema que aborda; todos unidos por las carencias y separados por distintos temores.









Sus criaturas están tensas, desnudas ante el mundo con la desnudez de la inocencia desprotegida, ocultándose de no comprender lo que sucede a su alrededor. 

Exacerba la expresión, en cada parte de la figura, la mirada, los gestos faciales, las diferentes posiciones del cuerpo derrotado, de las manos implorando, pidiendo, defendiendo alguna acciónesperanzadora.









Los nombres cada una de las obras profundizan el sentimiento, como “Monumento al mendigo” ó “Sopa de pobre”, para citar algunas.
Recibió Premio Konex 1992, por Nuevas Propuestas.
En el año 2002, el Premio Konex de Platino, en Escultura: Quinquenio 1997 - 2001
Nuevamente el Premio Konex 2012 (Post Mortem), en Escultura y Objeto: Quinquenio 2002 - 2006


"En vez de pintar apasionadamente, hay que pintar la pasión". P. Suarez


   *Artículo: Prof. Arnoldo Gualino



                         GALERÍA DE OBRAS de PABLO SUÁREZ 

















































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.