jueves, 14 de marzo de 2013

SABER Y LIBERTAD. IGNORANCIA Y ESCLAVITUD


EL SABER OTORGA LIBERTAD
Justicia para nuestra Educación - (Problemática Moral)

La Cultura es lo que, en la muerte, continúa siendo la Vida
Un pueblo no se puede considerar culto por el hecho de saber leer y escribir, hoy tan fácil de aprender como el acto de caminar.
Con una simple tiza, en el sitio más apartado, construye en silencio y sin pausas; la más fastuosa y legítima de las obras: La Educación.

La sufren los pueblos que la perdieron quedando empobrecidos y prisioneros de la dependencia.
La educación es lo que debiese reflexionar y priorizar toda nación; para construir una sociedad justa, con identidad propia.
Otorga capacidades: de transformación y talento para crecer, construir y proyectarse.

La Escuela no debiese ser utilizada en campañas con la bandera política, adornada de objetos y ausente de ideas, formaciones, principios y contenidos. Hoy está huérfana.
El espacio de importancia, respeto e interés, que ocupa en una Sociedad la Educación; pone de manifiesto y califica a su gobierno. 




Nuestro Sistema Educativo Argentino que ejemplificaba para el Mundo un Modelo de valores; gradualmente fue descompuesto, perdiendo credibilidad y eficacia.
En parte, producido por la politización partidista que le quitó libertad y neutralidad; además por considerar a la Educación como un gasto y no como inversión a largo plazo.

Nuestra Educación está desgobernada por mentes perversas, vacías y carentes de experiencia y conocimientos:
Ya en la década de los ´80 quedó probado el fracaso mundial de los “Yuppies”; modelo que hoy empecinadamente la política argentina ha querido restaurar.



Existe una preocupación por las formas y no por los contenidos; los discursos son idealizados, describen obras inexistentes y estadísticas que no reflejan la realidad. Funcionarios preocupados por la foto cortando la cinta o la actuación del abrazo.

Cuando sabemos que la sociedad está atravesada por realidades que se ocultan o no son tratadas.

Del modo que un Laboratorio ensaya con animales, sucede en la Educación: Se manipulan Metodologías, eliminan materias, sustituyen programas, cambian bibliografías pero de manera abrupta, sin previa planificación; claramente interpretado en una reducción presupuestaria y no para mejorar conocimientos.

Los Programas no están basados o estructurados, en las necesidades de la realidad, y sin objetivos a corto mediano o largo plazo.

A la Escuela pública le son asignados roles y funciones ajenos a su competencia; destacándose la “Contención”; responsabilidades que debiese asumir el Estado.



La preocupación está puesta en las “Estadísticas maquilladas” y no en la dolorosa “realidad”, lógicamente esta última no da rédito político y el fenómeno: Causa-efecto terminó  impactando en la degradación social: aumento del delito, estallidos sociales y hechos aberrantes de todo tipo.

La Escuela actual, es la resultante de los continuos cambios, las improvisaciones; cualquiera está calificado para mandar, opinar u ocupar cargos. 
Se ha demolido la Estructura Básica y los objetivos de la Educación.
Permanece ausente el conocimiento, el compromiso, la experiencia, el saber, los objetivos, la continuidad, la pasión del Maestro. La Dirección es conducida  desde la imposición y sin convicción.

Los docentes han perdido apoyo y respeto  “El que sabe sabe y el que no sabe manda”; el descuido Educativo es lo empobrece y destruye un país. Lamentablemente todo ha caído en crisis.





El primer paso para un cambio; es reconocer y sin dudas que nuestra Educación está en total crisis. Desde el conocimiento demanda una revisión profunda.
Dejando de lado la mala costumbre de improvisar; parches y enmiendas.  
En el Mundo existen, “Modelos Educativos”, que en la práctica han demostrado eficacia.

La misión de recrear o refundar una Escuela sensible para la formación de conocimientos, debiese dejar de lado los libres pensadores, se necesitan seres libres con capacidades y experiencias demostradas.




Donde prevalezca la moral y objetivos de sus integrantes; dejando de lado, las banderías e ideologías políticas, dogmas; integrada con formadores de vocación, siendo revalorizada y comprendida en primer lugar por nuestros gobernantes.

Ya conocemos las causas y políticas, que destruyeron la Educación en nuestro país y empobrecieron nuestra Moral y la Cultura. Y conocemos los pedidos a gritos de nuestra gente: Justicia.

         Artículo: Arnoldo Gualino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.