miércoles, 22 de mayo de 2013

ALICIA VOGEL. Pintora


ALICIA VOGEL.  Pintora

Nacida en Rosario, desde el año 2006 residente en  Federación, Entre Ríos. República Argentina.
De profesión abogada, graduada en la Universidad Nacional del Litoral; abandonó su ejercicio para dedicarse a las artes plásticas.
Concurrió a los talleres de los artistas, Olga Vitábile, Rodolfo Elizalde y Emilio Ghilioni y Grabado con Laura Rippa.
Desde 1985 envía a salones oficiales y privados.

Ha realizado muestras individual y grupal de sus obras en distintas ciudades del país y del exterior.
Centro Cultural Recoleta, el Museo Sívori, Salas Nacionales, Museo Castagnino de Rosario.
Entre otras en 1997: Feria Internacional de Arte Contemporáneo en Granada, España.
1995: Museo de la Ciencia y la Cultura. San José de Costa Rica.1990: Sala Urbano, Granada, España.
Año 2001, Muestra Retrospectiva - Zacks Gallery,  York University, Toronto, Canadá con  disertaciones sobre su obra, en distintas cátedras de la Universidad, y en programas televisivos.
Tuvo participación de jurado en la Provincia de Entre Ríos.
Durante el año 2010, tuvo a su cargo un micro radial sobre Arte.
En diferentes publicaciones se menciona su; Rotary y el Arte año 1995 – Poetas Rosarinos. UNR., año 1999 – Arte Argentino para el Tercer Milenio, Ediciones Gaglianone, Bs. As. Año 1999 –ABC de las Artes Visuales, Svanascini, año 2007.
Obras de su autoria en colecciones privadas de Argentina y extranjero.
Galardonada en numerosos Salones Nacionales.


Comentario de Obra
No hay arte ateo, decía Gabriela Mistral. Pero existen propuestas expresivas que están más cargadas de un tono místico, de una indescifrable religiosidad: augusta e irradiante, por encima de la categorización de sus símbolos.
La obra de Alicia Vogel tiene esa carga, ese tono que conjuga abismos y alturas. A veces, sobre temas aparentemente directos.

En poco más de tres lustros de labor expuesta, su trabajo intenta profundizar en el hombre y sus escenarios cotidianos. Los desacuerdos y las desesperanzas, pero también esa íntima conjunción de lo simple con lo trascendente, que puede palpitar en la forma conocida, tanto como en su transustanciación.
Una metáfora de libertad crece en los dibujos y en los planos pictóricos de esta rosarina que abrevó en las fuentes de Juan Grela y más tarde en las reposadas lecciones de Ghilione y Elizalde.

Vogel construye sus espacios con los juegos ilusorios de planos contrapuestos y construye su propia realidad, como es debido. Y la anima no de fantasmas, sino de seres creíbles y sufrientes, en los que deposita la sensorialidad de una paleta vigorosa y la sensitividad de una mirada aguda. En esos campos de color, en esas improntas alegóricas en las que algo sucede, por sobre los acuerdos de la memoria, está el mundo suspendido de esta artista. El mundo animado de una mística muy propia, huella digital intransferible”.-  J Taverna Irigoyen
    Artículo: Prof. Arnoldo Gualino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.