jueves, 15 de mayo de 2014

IDIOMA CASTELLANO. Real Academia. Lenguaje


Castilla, Cuenca

IDIOMA CASTELLANO
Real Academia - Lenguaje

IDIOMA
Del latín idiōma, y éste del griego, 'peculiaridad', 'idiosincrasia', 'propiedad') o lengua, es un sistema de comunicación verbal o gestual propia de una comunidad humana.




Aragón.

En la práctica, hay idiomas muy similares entre sí, a los que se llama dialectos,
Existen alrededor de 6.909 lenguas en el mundo, a lingüística histórica ha podido establecer que todas esas lenguas derivan de un número mucho más reducido de familias de lenguas.
El idioma es un  de signos orales y escritos que utiliza una comunidad de hablantes para comunicarse.





Academia Argentina de Letras.

“El español”, es el idioma oficial de la República Argentina; traído por los conquistadores españoles, sufrió los cambios propios de la convivencia con los pueblos indígenas nativos que lo enriquecieron, especialmente en sus aspectos lexicales.
Las sucesivas oleadas inmigratorias ocurridas durante el siglo XIX y los primeros años del XX también hicieron su aporte a la lengua de los argentinos.
El español en Buenos Aires adopta formas del lunfardo, jerga del ámbito porteño.
La Academia, fundada en 1713, hoy por hoy tiene como misión principal "velar porque los cambios que experimente la Lengua Española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico".
Lenguas habladas en nuestro país: Araucano, Guaraní, Quechua.



LENGUAJE
Del latín lingua, es un sistema de comunicación estructurado.
Para que se de un lenguaje debe ser un código conocido tanto por el emisor como por el receptor.
El lenguaje humano se debe a adaptaciones evolutivas que se dan exclusivamente en seres humanos de la especie Homo sapiens.
La conducta lingüística en los humanos no es de tipo instintivo, sino que debe ser adquirido por contacto con otros seres humanos.
La estructura de las lenguas naturales, que son el resultado concreto de la capacidad humana de desarrollar lenguaje, permite comunicar ideas y emociones por medio de un sistema de sonidos articulados, de trazos escritos y/o de signos convencionales, mediante los cuales se hace posible la relación y el entendimiento entre individuos. El lenguaje humano posibilita la expresión del pensamiento y la exteriorización de los deseos y afectos.





España. Los Reyes Católicos y la unidad del lenguaje (1474-1516)

Los Césares sobre un inmenso territorio de muchas y diversas hablas, vieron las ventajas de un lenguaje común, indispensable a todo Imperio.

España veía en la Roma de los Césares el modelo de lo que ella podría ser en un futuro muy próximo, admiraba conocer a través de aquella lengua clásica, la cultura clásica, madre de la civilización occidental, que se intentaba restaurar.

Los Reyes Católicos, Fernando e Isabel; del mismo modo que se valieron los Césares, 600 años antes; que habían impuesto un solo idioma, vieron en España variedades dialectales; y para crear el Imperio español, debían imponer una sola lengua y difundirla.





Castilla y León es la región que dio origen a la lengua española, el legendario héroe de El Cid y Santa Teresa de Ávila.

Esta lengua no podía ser otra que la castellana, para suprimir diferencias dialectales o lingüísticas.

Cuando Castilla y Aragón se unieron, Isabel hablaba el castellano, y Fernando, el aragonés.








Emblema de la unidad de Castilla y Argaón

Uno de cuyos símbolos el hinojo, representaba, como palabra, la unión de dos pueblos y dos hablas: porque en Castilla decían “inojo” con la misma letra inicial de Isabel, y en Aragón “finojo” con la letra de Fernando.














Fue el propio Antonio Lebrija o Nebrija, cuyo nombre era: Antonio Martínez de Cala y Jarava (nacio en Lebrija, Sevilla (1441-1522), autor de la unidad lingüística y de la una Gramática Castellana; soñaba en una prodigiosa expansión de nuestra lengua por el Mundo.
















Un gran invento, el de la Imprenta, vino además a asegurar esa difusión del español y aun a variar favorablemente su rumbo histórico.

Hasta entonces las personas no habían podido gozar de la eficacia del lenguaje escrito, primero como medio poderoso de difusión de la lengua, con reproducciones múltiples de una misma obra.
Así surgió el primer libro impreso: “La Biblia” de Gutenberg (1453-55), serían denominados: incunables a todo libro impreso durante el siglo XV. Concretamente, antes del domingo de Pascua de 1501, pues en esa época se hacía comenzar el año en este día.1
El término incunable, acuñado por Cornelius Beughem en 1688.








Juan Manuel Fernández (López) Pacheco (1648-1725)

La Real Academia Española (RAE)
Fundada en 1713 por iniciativa Juan Manuel Fernández Pacheco, ilustrado marqués de Villena y duque de Escalona, a imitación de la Academia Francesa.
Al año siguiente, el rey Felipe V aprobó su constitución y la colocó bajo su protección.

Desde 1894 la sede principal está establecida en la calle Felipe IV, 4, en el barrio de Los Jerónimos, y en el Centro de Estudios de la Real 
Academia Española, en la calle Serrano 187-189, en Madrid. Junto con 21 academias más pertenecientes a países de habla hispana, conforman la Asociación de Academias de la Lengua Española.





Sede principal de la Real Academia Española en Madrid.

Su función es la regularización lingüística mediante la promulgación de normativas dirigidas a fomentar la unidad idiomática dentro y entre los diversos territorios; garantizar una norma común, en concordancia con sus estatutos fundacionales, velando por que los cambios que experimente, no destruyan la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico.




Las modificaciones son reunidas y publicadas en el diccionario, abreviado editado veintidós veces desde 1780 hasta la actualidad.

Tras la independencia de los países americanos, la Real Academia Española desde 1870, promovió el nacimiento de academias correspondientes en cada una de las repúblicas hispanoamericanas.

En 1931, se conformó la Academia de Argentina posteriormente se incorpora la Academia Argentina de Letras.



















El Idioma Castellano    - Poesía humorística Pablo Perellada -

1 El Idioma Castellano
Tiene mucho que arreglar
Señores. Un servidor.
Pedro Pérez Paticola,
Cual la Academia Española
“Limpia, fija y da Esplendor”
Pero yo lo hago mejor
Y no por ganas de hablar,
Pues les voy a demostrar
Que es preciso meter mano
Al idioma castellano
Donde hay mucho que arreglar.

2 ¿Me quieren decir por qué
En tamaño y en esencia
Hay esa gran diferencia
Entre un buque un buqué

3 ¿Por el acento? Pues yo,
Por esa insignificancia,
No concibo la distancia
De presidio a presidió
Ni de tomas a Tomás,
Ni de topo al que topó
De un paleto a un paletó
Ni de colas a colás.

4 Más dejemos el acento
Que convierte, como ves
Las ingles en un inglés,
Y pasemos a otro cuento,
¿A Uds. No les asombra
Que diciendo rico y rica,
Majo y maja, chico y chica.
No digamos hombre y hombra?

5 Y la frase tan oída
Del marido y la mujer.
¿Por qué no tiene que ser
El marido y la marido?

6 Por eso, no encuentro mal
Si alguno me dice cuala,
Como decimos Pascuala,
Femenino de Pascual.

7 El sexo a hablar nos obliga
A cada cual como digo:
Si es hombre, me voy contigo:
Si es mujer, me voy contiga.

8 ¿Pues darse, en general,
Al pasar del masculino
A su nombre femenino
Nada más irracional?

9 La hembra del cazo es caza,
La del velo es una vela,
La del suelo, es una suela,
Y la del plazo, una plaza,
La del correo, correa:
del can, cana;
Del mes, mesa, del pan, pana
Y del jaleo, jalea.

10 ¿Por que llamamos tortero
Al que elabora una torta
Y al sastre, que ternos corta,
No le llamamos ternero?

11 ¿Por que las Josefas son
Por Pepitas conocidas,
Como si fuesen salidas
De las tripas de un melón?

12 ¿Por qué el de Cuenca no es cuenco,
Bodoque al que va de boda,
Y a los que árboles podan
No se les llama podencos?

13 Y no habrá quien no conciba
Que llamarle firmamento
Al cielo, es un esperpento
¿Quién va a firmar allá arriba?

14 ¿Es posible que persona
Alguna acepte el criterio
De llamarle Monasterio
Donde no hay ninguna mona?

15 ¿Y no es tremenda gansada
En los teatros que sea
Denominada Platea
Donde no platea nada?

16 Si el que bebe es bebedor
Y el sitio es el bebedero
A lo que hoy es comedor
Hay que llamar comedero.

17 Comedor será quien coma,
Como bebedor quien bebe;
De esta manera se debe
Modificar el idioma.

18 ¿A que vuestro oído no admira,
Lo mismo que yo lo admiro,
Que quien descerraja un tiro,
dispara pero no tira?

19 Este verbo y otros mil
En nuestro idioma son barro;
Tira, el que tira de un carro,
No el que dispara un fusil.

20 De largo sacan largueza
En lugar de larguedad.
Y del corto, cortedad
En vez de sacar corteza.

21 De igual manera me aquejo
De ver que un libro es un tomo;
Será tomo, si tomo,
Y si no lo tomo, un dejo.

22 Si se le llama mirón
Al que está mirando mucho
Cuando mucho ladre un perro
Se le llamará ladrón.
Porque la sílaba “on”
Indica aumento y extraño
Que a un ramo de gran tamaño
No se le llame Ramón.

23 Y por la misma razón
Si los que estáis escuchando
Un gran rato estáis pasando,
Estáis pasando un ratón.

24 Y sobra para quedar
convencido el más profano,
Que el idioma castellano
Tiene mucho que arreglar.

25 Con que basta ya de historias
Y, si al terminar me dais
dos palmadas, no temáis
Porque os llame palmatorias.

*Pablo Parellada Molas Tarragona 1855 – Zaragoza 1944.
Escritor satírico, novelista, dibujante de humor.

Fue militar de carrera en el arma de Ingenieros; profesor de la Academia Militar,







 La Riqueza de la Coma
Una coma puede ser una pausa.
No, espere.
No espere.
              Una coma puede crear héroes
Eso solo, él lo resuelve.
Eso, solo él lo resuelve.

               Una Coma puede ser la solución
Vamos a perder, poco se resolvió.
Vamos a perder poco, se resolvió.
               Una coma puede cambiar una opinión
No queremos saber.
No, queremos saber.
               Una coma puede condenar o salvar
¡No tenga compasión!
¡No, tenga compasión!














Artículo: Prof./Lic. Arnoldo Gualino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.