miércoles, 13 de febrero de 2013

LEÓN FERRARI, Artista Plástico



LEÓN FERRARI
Artista Plástico

Nace en Buenos Aires; su padre llegó al país con la formación de arquitecto, pintor y fotógrafo; construyó y decoró numerosas iglesias de Córdoba y Buenos Aires.

De adolescente acompañaba a su padre y le ayudaba contando ladrillos, como ingeniero colaboró en sus proyectos haciendo el cálculo de algunas de las iglesias que construyó y firmando los planos.








Entre 1938 y 1947 estudia ingeniería en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires.

En 1946 comienza a pintar y dibujar ocasionalmente, en el garaje puso un laboratorio con la idea de estudiar la fabricación de colores para cerámica, pero luego lo dedicó al estudio de un proyecto para la fabricación de óxido de tungsteno.









Debido a la salud de su hija, en 1952, viaja para su tratamiento a Florencia, posteriormente vive en Roma, allí consigue un trabajo para sonorizar Films, posteriormente en un taller de cerámicas.

Por aquellos años hace amistad con argentinos exilados del peronismo; el cineasta Fernando Birri, la actriz María Rosa Gallo, el músico Ariel Ramírez y el escritor Jorge Abelardo Ramos, el 
humorista Oski.













En 1954 envía sus obras de cerámica al “Salón Internazionale delle Ceramiche de Faenza”, conoce a Lucio Fontana. En Milán participa en la “X Trienal de Milán”.

A la caída de Perón retorna a la Argentina, se dedica a su profesión de ingeniero, investigando y creando colores para cerámica y aleaciones para la metalurgia. 






Con el Fernando Birri trabaja en la realización de un film: “La Primera Fundación de Buenos Aires”, con la que obtuvo varios galardones.
Intensifica la producción de obras escultóricas, en diferentes materiales: en cerámica, cemento y yeso.

En 1961, comienza a elaborar en alambre, madera tallada, y diferentes metales. 

Responden según la materialidad a diferentes problemáticas espaciales, destacando la masa, el volumen, la línea, resolviendo la sustentación algunas sobre pedestales otras sujetas al techo, realizó una muestra en Galería Van Riel, obteniendo buena crítica Ese año viaja nuevamente y alquila un taller en Milán.





A su retorno realiza esculturas y Assemblages de objeto.

Una constante: experimentación acompañada por un fuerte compromiso con la problemática del hombre, a través de lenguajes expresivos. 

Busca despertar y romper esquemas, a muchos incomoda su polémica obra.

En 1965, es invitado al Di Tella, construye con diferentes objetos para alcanzar lenguajes simbólicos mostrando y criticando las problemáticas de la época, la guerra del Vietnam, el imperialismo materialista y bélico, la crítica no defiende ni comprende sus propuestas, considera sus obras alejadas del arte.




En 1966, participa en la organización de la exposición de Homenaje al Viet-Nam junto a otros artistas en la galería Van Riel.

Ferrari participó en la organización de la exposición “Tucumán Arde” y fue uno de los artistas firmantes del manifiesto, redactado por María Teresa Gramuglio y Nicolás Rosa.

En 1969, con la llegada al país de Rockefeller, 60 artistas realizan en repudio una muestra de afiches; El diseño de León Ferrari era una bandera argentina con la imagen del Che Guevara superpuesta.






Obra
La obra de Ferrari es cuantiosa y muy variada; de compromiso y vigencia combativa; son voces de gemidos dolorosos; aquellas problemáticas que aplastan, someten y presionan al Hombre a una diaria tragedia a través de la esclavitud la estandarización, el consumismo.







Trabaja desprejuiciadamente en la bidimensión y la tridimensión; en ambos casos maneja el collage y el ensamble con técnicas mixtas.

Emulsión de imágenes orientales, occidentales, sagradas, eróticas; relacionada con las guerras, la muerte y el sexo.
Se vale de fotografías históricas, trozos impresos de periódicos y revistas; o con objetos y materiales variados sin perjuicios ni límites.







El Objetivo es “denunciar la violencia”.
Sus obras completadas con textos directos y provocativos.

Ferrari, es polémico, para muchos incomprendido, pocos llegan a su profundo mensaje. 











Sus obras son activas, cuestionan y provocan, habiendo logrando reacciones de sectores ortodoxos e intolerantes con críticas, censuras y atentados.

Falleció en Buenos Aires, en julio de 2013.

Artículo: Prof./Lic. Arnoldo Gualino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.