miércoles, 6 de febrero de 2013

VÍCTOR GRIPPO - Arte combativo con papas


VÍCTOR GRIPPO

Arte combativo con papas

Nacido en Junín, Bs. As., 1936. Cursó en la Facultad de la Plata de Química. En 1966, en la Plata asiste a los seminarios de Diseño Industrial y Comunicación Visual en esta misma institución.
Su primera muestra individual la realiza en galería Lirolay; Abstracciones geométricas realizadas al óleo.
En 1970 se integra al grupo: “Centro de Arte y Comunicación” (CAyC) realizado muestras en el Museo de Arte Moderno.
Trabaja e investiga la relación entre opuestos: naturaleza cultural real – artificial; Arte – Ciencia. La papa representó el elemento central de su investigación.


En 1971 configura el “Grupo de los Trece”; con Luís Benedit, Alfredo Portillos, Jacques Bedel, Jorge Glusberg, entre otros; mantienen una intensa actividad, produciendo experiencias dentro del arte conceptual y del arte de sistemas, investigando la relación arte-ciencia, arte-computación y arte-información.




En 1972 construye en la plaza Roberto Arlt, un horno popular para hacer pan, que propone la recuperación del ritual colectivo a través de la distribución del alimento.

Es una propuesta vinculante con el espacio público, junto a Jorge Gamarra, realiza una experiencia de participación con el público: Construcción de un horno popular y tradicional de barro  para hacer pan.
Proceso completo de elaboración, cocción pan y el reparto de ese pan entre los transeúntes.

En simultaneidad instalaciones en las que aparecen, además de la papa, el pan y muebles y utensilios domésticos tales como mesas, sillas, platos y cubiertos.
A lo largo de los ´80 y ´90, el artista realiza obras con valijas y cajas con objetos adentro, poniendo en relación materiales como plomo, mercurio, rosas, yeso y plomadas, que evocan nociones tomadas de la alquimia.
Falleció en 2002, en Buenos Aires.


Obras:
Sus obras son abiertas y de significados universales del presente y con dimensión política; basadas en los principios de la “Alquimia” y la ciencia, a través de símbolos, y procesos que transforman la materia.

Desarrolló su lenguaje acorde al período potencialmente de grandes cambios y conflictos mundiales, su contexto histórico-social esperaba otro futuro más ventajoso; razón por la cual es la época de las protestas anti-bélicas, estudiantiles a escala mundial.
Focaliza las problemáticas del Hombre: el mundo del trabajo, el alimento, la energía, se interesó por el Tao-Te-Ching de Lao Tse.

En el campo conceptual las instalaciones e intervenciones en el espacio público, emplea cajas y mesas con papas, porotos, pan y herramientas de trabajo. De esta forma, el artista incorpora la vida, lo doméstico y la naturaleza en el terreno del arte.
Durante las dictaduras militares en la Argentina, realiza obras con la intencionalidad de
transformar la conciencia del espectador y de la realidad social.
  

- Energía de la papa”: Esta obra pertenece a su serie Analogías (1971-1977); Grippo elige un alimento originario de América Latina y nos habla de la energía de la conciencia de este pueblo.

Utiliza la papa como metáfora que refiere a la conciencia. Si unas cuantas papas generan más energía que una, al unirse las conciencias, éstas se expanden y sus posibilidades son ilimitadas.
Una de sus obras están conectados tubérculos con electrodos y a través de un voltímetro mide la energía que producen, capaz de encender una pequeña radio.
Es el espectador quien debe transitar y realizar la comprobación científica a la reflexión social y política.

En 1977, el Grupo de los Trece gana el Gran Premio de la XVI Bienal Internacional de Sao Paulo con la presentación colectiva Signos en ecosistemas artificiales.
Son dos instalaciones conjuntas que llaman inmediatamente la atención del público y la crítica: Analogías con la ciencia y Energía vegetal, sendas mesas de siete metros de largo, una cubierta de papas conectadas a un voltímetro; otra, con instrumentos de laboratorio.

- “Los mitos del oro: Es una propuesta iniciada con el grupo CAyC, consistente en una directa relación con la sangrienta historia de la conquista de América.

- “La comida del artista”: obra realizada en 1991 durante la presidencia de Menem , esta obra presentaba una puerta que invita a una comida imposible. Platos vacíos o con alimentos que tienen negada su función alimenticia están servidos sobre una angosta mesa.

- La comida quemada, el maíz latinoamericano y el huevo de oro de la alquimia involucran los sentidos y la memoria cotidiana. Completada con un texto que invita a comer tierra como último recurso.
En esta obra, la abundancia es excluyente y parece estar negada; depende de nosotros la proyección que esta imagen puede cobrar en la realidad contemporánea.


Se valió de materiales y medios nada convencionales para reflexionar en torno a las condiciones sociales y espirituales de los trabajadores, de los artistas. 
En otras obras aborda el equipaje y las valijas; la obra objeto en el territorio de la obra comprometida.

- "No creo que el arte sea solo expresión".
“Miramos absortos nuestro paisaje / poblado de seres casi sin forma, / impávidas presencias sin alma, / ni por raíces ni por tierra sustentadas.”- Redactado en 1989 para una de sus obras.

  Artículo: Arnoldo Gualino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.