jueves, 31 de enero de 2013

MARCIA SCHVARTZ







Desnudo de M. Schvartz, modelo la artista Liliana Maresca.

MARCIA SCHVARTZ 

Dibujante y Pintora

Nacida 1955, en Buenos Aires. Estudió dibujo y pintura en la Escuela de Bellas Artes “Manuel Belgrano”.

Estudió en el taller de Ricardo Carreira; Grabado con Aída Carballo, Serigrafía con Jorge Demirjian y Pintura con Luis Felipe Noé.









Autorretrato. 

Ha desarrollado su lenguaje expresivo a través de  la Pintura, el Dibujo, Instalaciones, performance, intervención de espacios públicos y audiovisuales. 

Se destacan sus series de paisajes y cactus, retratos de barrio y eventos multi-mediáticos; todos, referidos a vivencias de viajes en las distintas provincias.

Exhibió sus obras en galerías y museos nacionales e internacionales. 
Obtuvo numerosos premios, entre otros, el Premio a la Creación Artística del Fondo Nacional de las Artes (1999).












Sus objetivos se centran en los márgenes sociales, privilegia a los habitantes de los márgenes de la sociedad.

Difícil fue reflejar en la pintura ese contexto social y político, en el período del proceso. 

Momentos duros, del exilio y la muerte de sus amigos; un período que la marcó fundamentalmente.















Una de estas series  basada en el recuerdo y  homenaje a: Liliana Maresca e Hilda Fernández,amigas, compañeras de trabajo y militancia: tuvo que ver con la muerte joven, con la muerte heroica.

Maresca, artista fallecida en los ´90  y Fernández que fue desaparecida durante la dictadura militar. 
Ambas representan los ríos de huesos y sangre de la verdad expresiva vivida y sufrida; esa que hoy se “oculta” con la frivolidad y lo trivial.









Elementos sentidos que Marcia convirtió en simbolismos y los reflejó en su libro; reconstruyendo un poco estas historias, tan dignas, tan brillantes. 

Es un relato de todo lo que pasó en el país y todo ese dolor, que vuelve a pasar por la obra ya de otra manera.

Las Obras de Marcia no es la imagen del torturado; es  desde otro espacio que reflexiona.














Desde una lectura más poética y femenina, la artista nos dice: 

       “Estoy harta de todas estas representaciones del poder, del torturador. 















Esto es otra cosa. 
Estas figuras son transparentes, fantasmagóricas, están en el imaginario colectivo.

Si están en la pintura, entonces están. Porque la pintura tiene ese poder. Están ahí, y chau. Ya lo hice".


















Marcia Opina:  

                   Creo que uno tiene que trabajar con las vísceras, pero los pibes ahora tienen la cabeza en el mercado. 
Algunos de mis alumnos terminaron haciendo pompas de jabón, videoarte.








Y yo me preguntaba, ¿para esto les enseñé a dibujar? El otro día el escuché decir a alguien que el dibujo ya fue. 
Es increíble, el Dibujo es la base, es el alma del artista, es el soplo. 

Lo que pasa es que ahora hay toda una estética que pasa por otro lado, que pasa más por el uso de la tecnología.
La sensibilización está ausente; y el Mundo del Arte está muy banalizado.








En estos momentos se persigue una idea de arte muy internacionalista, conceptual, dicen. 

Hay que entender que el Arte es trabajo, mucho trabajo. Ahora eso pasa por un costado y hay cierto facilismo al que se le llama democratización: 

“Un cuadro puede tener mucho valor o ser un cacho de tela; Hoy abunda el facilismo”.












Sin retraimiento expone imágenes íntimas en toda su denudez con natural crudeza, surgiendo universos sociales ocultos.
Desde una visión profunda y sensible accede y sorprende a espacios y personajes sin maquillaje, con todas sus miserias.
La inevitable supervivencia condenada en habitar al destierro de los márgenes; vínculo de la Vida y la Muerte.

El dolor de la impotencia, los gritos sordos de los sonidos mudos.
Fatalidad que logrado sobrevivir la realidad y dejado de soñar.
Expresiones crueles que vinculan lo temático con los procedimientos y son desarrollados en Dibujos, pinturas, cerámicas y esculturas.
Su oba tiene el poder y honestidad de no abandonar jamás la poética ni la visión femenina.- (A. Gualino)


Artículo: Arnoldo Gualino

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.